Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

FILTRACIONES DE WIKILEAKS

El fiscal jefe califica de "absolutamente falso" que EE. UU. marque la agenda de la Fiscalía

El fiscal jefe de la Audiencia Nacional ha negado con rotundidad la información que apunta que colaboró con Estados Unidos para archivar algunas causas abiertas en España contra militares norteamericanos.

El fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, calificó de "absolutamente falso" que la embajada de EE. UU "marque la agenda" de la Fiscalía de la Audiencia Nacional y calificó de "segada" la información que apunta que pudo actuar de "colaborador" del país norteamericano para conseguir archivar causas abiertas en nuestro país contra militares y políticos estadounidenses.

Desde Washington, donde asiste a un encuentro para elaborar un manual sobre terrorismo auspiciado por Naciones Unidas, Zaragoza ha insistido en los argumentos ya esgrimidos por la Fiscalía General del Estado, y ha reconocido que su departamento mantiene reuniones periódicas con los responsables de EE. UU., pero también con los de otros países, como Marruecos, Francia o Italia, donde se comentan los temas judiciales que pueden interesarles.

Zaragoza ha afirmado que como fiscal de la Audiencia Nacional informa a los responsables estadounidenses de los temas que puedan afectar a dicho país y por los que es preguntado, en el ámbito de las "relaciones bilaterales" entre ambos estados, pero que esto no quiere decir que actúe a sus órdenes ni que "existan maniobras extrañas".

Según ha adelantado 'El País', tanto Zaragoza como el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, aparecen citados en los de los cables de la Administración estadounidense filtrados a Wikileaks. Se les relaciona con posibles interferencias en las investigaciones abiertas por el caso Couso, los vuelos de la CIA o las torturas en Guantánamo.

El fiscal de la Audiencia Nacional ha negado tajantemente esta afirmación y ha explicado que, por ejemplo, en el caso Couso, por la muerte del cámara español en la guerra de Irak, la posición de la Fiscalía contraria a la investigación en España estaba fijada antes de que él accediera a su cargo.

La fiscalía pidió detenciones

Sobre la causa que investiga los vuelos de la CIA, donde presuntamente se trasladaba a prisioneros estadounidenses hacia lugares donde serían interrogados y que hicieron escala en España, Zaragoza ha subrayado que fue el propio Ministerio Público el que solicitó la detención de personas supuestamente vinculadas a los hechos. "Algo que, lógicamente, no ha sido dictado por la Embajada de EE. UU.", ha afirmado.

De igual manera, Zaragoza ha destacado que su oposición a que el juez Baltasar Garzón investigara posibles torturas en Guantánamo se ha debido, desde un principio, a que considera que Garzón pretendía "reabrir irregularmente" este proceso que ya había sido iniciado en el Juzgado Central de Instrucción número 6. Además, en el Juzgado Central número 2, cuyo titular es Ismael Moreno, también se investigaba Guantánamo por ser el posible destino de alguno de los vuelos de la CIA.

Finalmente, ha indicado que se encuentra "tranquilo" porque la actuación de la Fiscalía siempre se ha mantenido dentro de la legalidad.

Etiquetas