Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

POLÍTICA

''A Rajoy le quedan cuatro años más en la oposición''

El presidente agradece al PNV y CC su apoyo a las cuentas y dice que agotará la legislatura.

José Luis Rodríguez Zapatero, junto al candidato socialista a presidir la Junta de Castilla y León, Óscar López (izda.), ayer en Ponferrada.
''A Rajoy le quedan cuatro años más en la oposición''
A. F. B./EFE

José Luis Rodríguez Zapatero cortó en seco cualquier especulación sobre un adelanto electoral: "Las legislaturas duran cuatro años", reiteró el presidente del Gobierno, convencido de que en el año y medio que resta para la cita con las urnas la economía española se recuperará y el PSOE ganará las generales, incluso, según su pronóstico, las próximas municipales de mayo de 2011. El líder socialista participó ayer en Ponferrada (León) en el mitin de presentación de los candidatos a las alcaldías de las nueve capitales de provincia de Castilla y León.

Por primera vez Zapatero se refirió al acuerdo de estabilidad con el PNV y Coalición Canaria, formaciones a quienes "agradeció" su capacidad de pacto y su sentido de la responsabilidad, "porque estos presupuestos para 2011 son los más importantes y necesarios desde hace muchos años en la democracia española". El presidente se apoyó en la alianza con el PNV y CC para hilvanar un mensaje de tranquilidad y esperanza, al tiempo que vaticinó una nueva derrota de Mariano Rajoy, a quien le vio "un poco excitado" por los acuerdos con vascos y canarios. "Al PP, las legislaturas en las que no gobierna le parecen eternas y cuando está en el gobierno le parecen muy cortas, pero duran lo mismo: cuatro años". Un claro aviso de que piensa agotar el presente mandato: "Después de cuatro años los ciudadanos ven lo que han hecho unos y otros; piensan en el futuro y deciden qué gobierno debe haber en este país".

Zapatero se preguntó por qué Rajoy tiene tanta prisa en que lleguen las elecciones "si va a estar cuatro años más en la oposición". Reprochó la inacción del PP porque "es un partido que no hace nada y nadie sabe lo que quiere hacer", y vaticinó que los populares "no tendrán la confianza mayoritaria de los españoles".

Hay margen de tiempo

El líder de los socialistas encendió los ánimos de los miles de simpatizantes que acudieron a la cita cuando se mostró convencido de que hay margen de tiempo para rentabilizar en las urnas las reformas políticas que han ahondado la distancia entre el PP y el PSOE, según todas las encuestas. "Comprendo que a Rajoy esta legislatura se le está haciendo eterna, pero año y medio en política es mucho tiempo", enfatizó.

Hasta la primavera de 2012 fijó varios objetivos: "España necesita recuperar su economía y crear empleo; el Gobierno, aplicar las reformas para mejorar el futuro de este país; y nosotros, los socialistas, ganar las elecciones en 2011 y 2012". Insistió en defender las reformas y medidas políticas, aunque no se entiendan en estos momentos. "A veces acertamos y a veces no, pero hacemos cosas".

Un horizonte no muy lejano

Zapatero expresó su confianza en lograr los resultados en un horizonte no muy lejano: "Acordaos de lo que os digo, a partir un año, año y medio, veremos a la economía española creciendo con fuerza, creando empleo con fuerza y siendo uno de los países que se dirá que afrontó la crisis, tuvo que tomar medidas duras, difíciles, pero garantizará así 20 o 25 años de crecimiento, estabilidad y bienestar económico". "No tengáis ninguna duda; estamos haciendo lo que hay que hacer", recalcó.

José Luis Rodríguez Zapatero contrapuso las acciones del PSOE con las del PP para sostener la tesis de la victoria: "Ganaremos, a pesar de las dificultades, porque nosotros tenemos todo lo que no tienen ellos". Y en la lista de contrastes citó el "compromiso" para salir de la crisis con el "uso partidista" de la misma; las reformas frente a los obstáculos; el deseo de que las cosas vayan bien frente al afán de que todo vaya mal; el reto de lograr "un país con amplia cohesión social" frente a otros a los que "les da igual el destino de los más débiles" y la "visión de futuro" frente a la "nostalgia del pasado".

En esta confrontación de conceptos con los populares basó la continuidad de su partido en el poder y, aunque citó expresamente el nombre del líder de la oposición en 2012, Zapatero no aclaró si él seguirá siendo candidato a inquilino de la Moncloa: "Después de estas dos legislaturas, vendrán más y que se prepare Rajoy para estar más tiempo en la oposición, que se vaya preparando", indicó.

Por último, en su intervención en la capital del Bierzo, una de las mayores zonas mineras de España, Zapatero defendió el decreto del Gobierno aprobado por la Unión Europea que garantiza las ayudas a la producción del carbón nacional. Se congratuló del compromiso cumplido por la Administración, al tiempo que responsabilizó a las empresas del sector el retraso en el pago de los salarios a los mineros: "El Gobierno ha cumplido con las empresas; quien no ha cumplido es alguna empresa, pero no os preocupéis, que haremos que cumplan", finalizó.

Etiquetas