Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

ETA

Zapatero, Rajoy y numerosos representantes institucionales visitan la capilla ardiente

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el presidente del PP, Mariano Rajoy, y distintas autoridades, como el lendakari, Juan José Ibarretxe, visitaron la capilla ardiente del guardia civil asesinado por ETA en Legutiano (Álava), Juan Manuel Piñuel.

Los restos mortales del agente llegaban a la capilla ardiente  instalada en la Subdelegación del Gobierno en Vitoria, minutos antes de las cinco de la tarde de este miércoles. El féretro fue introducido a hombros por agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil al interior del edificio, donde le esperaba su viuda y familiares del agente asesinado, arropados por el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba y por mandos policiales y militares.

El presidente del Gobierno llegó acompañado del presidente del Senado, Javier Rojo y, tras departir con la viuda de Juan Manuel Piñuel, ha impuesto la cruz de oro al mérito de la Guardia Civil al agente asesinado.

Zapatero coincidió en la capilla ardiente con el lendakari, Juan José Ibarretxe, y con el consejero de Interior del Gobierno Vasco, Javier Balza.

 

Rajoy y San Gil, juntos

El presidente del PP, Mariano Rajoy, también visitó la capilla, acompañado por representantes de su partido, entre los que se encontraba la líder del PP vasco, María San Gil.  Ambos entraron juntos a la Subdelegación del Gobierno, sólo minutos después de que Zapatero la abandonase para visitar a los tres heridos en el atentado ingresados, a los que ha visto "con entereza", según fuentes del ejecutivo. También Rajoy y San Gil han visitado a los heridos.

También han pasado por la capilla ardiente la presidenta del Parlamento Vasco, Izaskun Bilbao, el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, el secretario general del PSE-EE, Patxi López,o representantes de EB, como la parlamentaria vasca Kontxi Bilbao.

También ha acudido para dar el pésame a los familiares del agente Sandra Carrasco, la hija de Isaias Carrasco, ex concejal en el Ayuntamiento de Arrasate (Guipúzcoa), asesinado por ETA.

El cadáver de Juan Manuel Piñuel está escoltado por miembros de la Guardia Civil, Policía Nacional, Ertzaintza y policía local. El féretro está cubierto con la bandera de España y el tricornio. Detrás del féretro está un crucifijo y el pendón de la guardia civil, y las banderas de Álava, País Vasco y España y varias coronas de flores, entre ellas las enviadas por el Senado, la delegación del Gobierno y el Foro Ermua.

Etiquetas