Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

PREOCUPACIÓN EN MONCLOA

Zapatero moviliza a su equipo para medir el impacto de la crisis

El Gobierno está particularmente preocupado por la subida del paro en julio, mes que suele registrar un aumento de afiliados a la seguridad social por el incremento de la actividad del sector servicios pero que este año acabó con 2.426.916 desempleados.

La crisis económica no deja indiferente a José Luis Rodríguez Zapatero, que la semana próxima interrumpirá sus vacaciones en Doñana para enfundarse el traje de presidente y reunirse con sus colaboradores para medir su impacto y lo que pueda venir. El Gobierno está particularmente preocupado por la subida del paro en julio, mes que suele registrar un aumento de afiliados a la seguridad social por el incremento de la actividad del sector servicios pero que este año acabó con 2.426.916 desempleados. La previsión para agosto y para lo que queda de 2008 son igual de negras, por lo que el Gobierno quiere evaluar la validez de sus recetas para salir del agujero. El reciente descenso del precio del crudo en los mercados internacionales es el único dato positivo de los últimos meses.

La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, anunció este sábado que Rodríguez Zapatero presidirá el próximo miércoles la reunión de la Comisión Delegada de Asuntos Económicos, junto a su vicepresidente económico, Pedro Solbes, y a los titulares de los departamentos de Industria, Miguel Sebastián; Trabajo, Celestino Corbacho; Fomento, Magdalena Álvarez y Vivienda, Beatriz Corredor.

Solbes expondrá en esa reunión su idea de la situación general, con especial atención al paro y a las subidas de precios. Sus conclusiones servirán para preparar las nuevas medidas que el Ejecutivo quiere aprobar en el Consejo de Ministros del próximo jueves, que será de marcado carácter económico.

Pajín subrayó en rueda de prensa que el Gobierno «se ocupa y se preocupa» por la situación de la economía española, que -admitió- «atraviesa un momento de dificultad». En consonancia con las tesis del Ejecutivo, la dirigente socialista volvió a achacar esas dificultades a factores externos como la subida de los precios del petróleo y de los tipos de interés. Ante ese panorama, insistió para intentar tranquilizar a los ciudadanos, el Gobierno español «ha hecho los deberes». La 'número tres' del PSOE insistió en que el Gobierno socialista «no ha dejado de tomar y aplicar medidas para reactivar la economía, el empleo y la recolocación de aquellos trabajadores que se han quedado sin puesto de trabajo». El consejo de Ministros extraordinario de la semana que viene, explicó, «responde a la actuación de una Gobierno preocupado».

Etiquetas