Despliega el menú
Nacional

NUEVA LEGISLATURA

Zapatero hace de la lucha por la igualdad de la mujer objetivo prioritario de su nuevo Gobierno

El presidente del Gobierno presume de haber formado el primer gabinete con más ministras que ministros en toda la historia de España. Reforma la estructura del Ejecutivo para adaptar su política a los retos de la economía y el medio ambiente.

José Luis Rodríguez Zapatero ha querido dar ejemplo a los españoles y, por primera vez en la historia de la democracia española, habrá más ministras que ministros en el gabinete del presidente del Gobierno. La decisión tiene mucho de golpe de imagen. "Siempre he creído en el valor pedagógico de la acción política o, por decirlo con un refrán tradicional, siempre he creído que hay que predicar con el ejemplo", dijo el jefe del Ejecutivo, que explicó que tanto esa apuesta como la de crear el nuevo Ministerio de Igualdad y situar al frente del de Defensa a Carmen Chacón responden a uno de los tres objetivos prioritarios para esta legislatura: la equiparación social y laboral entre el hombre y la mujer y la lucha "sin tregua" contra la violencia de género. Los otros dos son adaptar la economía a un nuevo patrón de crecimiento y hacer frente al cambio climático.

Tras recibir este viernes la confianza del Congreso, Rodríguez Zapatero acudió aeste sábado al Palacio de La Zarzuela, donde prometió cumplir fielmente las obligaciones de su cargo ante Don Juan Carlos. Presenciaron el acto el ministro de Justicia en funciones, Mariano Fernández Bermejo, que actuó como notario mayor del Reino, y las máximas autoridades del Estado: el presidente del Tribunal Supremo, Francisco José Hernando; la del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas; y los presidentes del Congreso y el Senado, José Bono y Javier Rojo.

Terminada la ceremonia, el ya presidente del Gobierno mantuvo una charla informal con el monarca al que, según él mismo comentó a la prensa, trasladó su preocupación por las últimas muertes consecuencia de la violencia machista; algunas de ellas derivadas de nuevos errores judiciales. Después, acudió a La Moncloa, donde compareció en público para confirmar la composición de su Gobierno, filtrada ya desde el viernes por la noche.

El nuevo Ejecutivo de Rodríguez Zapatero es en realidad paritario. Los consejos de ministros que se reunirán a partir de este lunes estarán formados por nueve hombres, incluido el presidente, y nueve mujeres. Es una novedad porque, pese a considerarse igualitario, el primer equipo formado por el secretario general del PSOE al llegar a La Moncloa estuvo formado por ocho mujeres frente a nueve varones. La revolución creada por el líder socialista en el área social del Ejecutivo, la única que se ha visto realmente alterada por el cambio de legislatura, es la que nivela la balanza y la que permitió al líder socialista declararse hoy "muy orgulloso" del equilibrio logrado.

En el recién creado esquema gubernamental aparecen dos departamentos nuevos. El de Igualdad estará dirigido por Bibiana Aído, una joven de 31 años que ejercía como secretaria del asunto en el PSOE de Cádiz y a la que, según fuentes del Gobierno, ha querido aupar el propio Manuel Chávez.

El de Ciencia e Innovación, que asumirá la coordinación de todos los centros públicos de investigación y la ayuda a empresas y universidades, será ocupado por la guipuzcoana Cristina Garmendia, una independiente que hasta ahora detentaba, entre otros muchos cargos, el de presidenta y consejera delegada de la empresa de biotecnología Genetrix y que llega a la política de la mano de Miguel Sebastián.

Nuevo patrón

Este ministerio será el encargado de abonar el terreno a un nuevo patrón de crecimiento económico, menos ligado a la construcción y con mayor capacidad para aprovechar los avances del conocimiento y las nuevas tecnologías, según las explicaciones de Rodríguez Zapatero. El presidente del Gobierno escenifica así su preocupación por las debilidades de la economía española en un momento de turbulencias tanto externas como internas. Y, de paso, recompensa al que fuera jefe de su Oficina Económica, enviado en 2007 a un fracaso seguro como candidato del PSOE a la alcaldía de Madrid frente a un Alberto Ruiz-Gallardón de mayoría absoluta.

Sebastián regresa además por todo lo alto como ministro de Industria, Turismo y Comercio en sustitución de Joan Clos. El secretario general de los socialistas compensa de este modo a su amigo leal por el favor de enfrentarse a un toro que nadie quería lidiar, y cumple con el vicepresidente económico Pedro Solbes, que supeditó su continuidad en el cargo a una clara delimitación de funciones para evitar "solapamientos" . Ahora, el que fuera director de estudios del BBVA pasa de una situación de cierta igualdad a una de subordinación respecto al veterano socialdemócrata liberal.

Otra novedad es la fusión en uno del ministerio de Agricultura y el de Medio Ambiente, que pasa a llamarse de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino bajo la batuta de la ya ministra Elena Espinosa. El cambio implica la salida de Cristina Narbona quien, según Rodríguez Zapatero, ha desarrollado su tarea en "temas muy difíciles con resultados significativos", pero a la que muchos en el partido socialista adjudicaban un exceso de propaganda frente a una gestión discreta.

También cambia de nombre el ministerio que ocupaba Mercedes Cabrera que, además de Educación, asumirá Políticas Sociales y, por tanto, el desarrollo de la Ley de Dependencia. Trabajo, del que sale Jesús Caldera, pasará a llamarse ministerio de Trabajo e Inmigración y estará ocupado por el hombre con el que se completa la cuota catalana del Gobierno, el presidente de la diputación de Barcelona Celestino Corbacho.

Los ministros tomarán posesión de sus cargos este lunes, después de jurar ante el Rey, y esa misma tarde se reunirán por primera vez en Consejo de Ministros para aprobar la nueva estructura del Gobierno y nombrar a los segundos niveles de cada departamento.

Etiquetas