Nacional
Suscríbete

ABOCA A MADRID A UNAS PRIMARIAS

Zapatero fracasa en su reunión secreta con Gómez

El secretario general del FSM no acepta ceder a Trinidad Jiménez la candidatura a presidir la comunidad madrileña.Si hubiera elección, sería el 3 de octubre.

El dirigente de los socialistas de Madrid Tomás Gómez, a finales de julio en Madrid.
Zapatero fracasa en su reunión secreta con Gómez
J. J. GUILLéN

El secretario general de la Federación Socialista Madrileña (FSM), Tomás Gómez, anunció ayer en persona al presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, que pretende encabezar las listas del partido en las próximas elecciones autonómicas. De esta manera, Gómez fuerza la convocatoria de unas elecciones primarias que podrían tener lugar el domingo 3 de octubre, en las que enfrentaría a la actual ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez.

La reunión mantenida ayer por la tarde en la Moncloa estaba prevista desde el pasado viernes, cuando Zapatero la desconvocó aduciendo cuestiones de agenda.

Según las fuentes consultadas, Zapatero planteó a Gómez la posibilidad de que se aparte de la carrera para dar paso a otra persona, pero el ex alcalde de Parla rechazó esa posibilidad, a la luz de la petición expresada por el 95,5% Comité Regional del PSM, hace apenas un mes, de que sea él el candidato.

Por este motivo, con el objetivo de potenciar el cartel socialista y aportar todo el capital añadido que otras personas puedan ofrecer, como podría ser el caso de Trinidad Jiménez, el secretario general del PSM ofreció incorporar a la ministra de Sanidad como número 2 de la lista, así como nombrarla senadora.

Tras una conversación de dos horas y media, Zapatero concluyó que, en todo caso, si hay otra opción, habrá primarias, "y que decidan los militantes". La posibilidad de primarias ha quedado por tanto en suspenso, pues no existe confirmación todavía de que otra persona quiera competir por ser número uno de las listas socialistas a la Comunidad de Madrid.

Por vez primera desde que se conoció la posibilidad de que Tomás Gómez no fuera el elegido por la dirección federal, una destaca dirigente de la ejecutiva socialista, Elena Valenciano, reconoció ayer que manejan encuestas internas que colocan a Jiménez en mejor lugar que el líder de la FSM. Valenciano, secretaria de Política Internacional y Cooperación del PSOE, en declaraciones a Onda Cero, alabó la tarea "importantísima" que están haciendo Gómez y su equipo en Madrid, pero justificó el debate interno entre el PSOE y el PSM como "legítimo, razonable y bastante inteligente".

La dirigente socialista insistió en la idea que ya han apuntado otros compañeros de la dirección federal, en cuanto a que "no hay que tener miedo ni a las primarias ni a nada" para elegir al "mejor candidato" para "echar a la derecha" y a Esperanza Aguirre de la Comunidad de Madrid, una posibilidad real para la dirección del PSOE debido al "desgaste muy acusado" del actual Gobierno del PP. Valenciano aseguró que próximamente se iba a celebrar una reunión entre Zapatero y Gómez para hablar sobre la candidatura madrileña, después de que este viernes se abortara a última hora la cita entre ambos tras la filtración de la misma a los medios de comunicación. Una situación que molestó a Zapatero, partidario de llevar este asunto de la forma más discreta posible.

Donde no ha caído tan bien la posible imposición de Jiménez es en las filas del PSM. La ex ministra de Asuntos Sociales Matilde Fernández señaló que es "democrática y humanamente inaceptable" la "presión" a la que la dirección federal está sometiendo a Gómez para que renuncie a ser candidato en lugar de Trinidad Jiménez.

La ex ministra de Asuntos Sociales con Felipe González animó a Gómez a que "no tire la toalla" y "siga adelante". Fernández recordó los fallidos precedentes, cuando Ferraz impuso a sus candidatos en Madrid en lugar de los del PSM y abrió la puerta a la posibilidad de que se celebren ele- cciones primarias para llegar a un acuerdo en el seno del partido.

También el ex presidente del Congreso de los Diputados Gregorio Peces-Barba aseguró ayer que "la presión" a la que la dirección federal está sometiendo al líder del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, no es "democrática" y pidió que, "en todo caso, haya unas primarias".

Etiquetas