Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

LE INSTA A PRESENTAR PROPUESTAS

Zapatero no pide a Rajoy que ayude al Gobierno, "sino al país"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió al líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, que presente sus propuestas para salir de la crisis económica y deje de "descalificar" las del PSOE. "Se lo pido y se lo ofrezco para asumir juntos esa tarea", apostilló.

Zapatero, que participó ante unas 16.000 personas en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga en un acto del PSOE-A por el 28-F, Día de Andalucía, dejó claro a Rajoy su deseo de que existan acuerdos entre las distintas fuerzas políticas para que se sumen propuestas y se dé confianza a la ciudadanía "frente a tanto intento de generar desconfianza". "Tenemos que ser capaces de arrinconar las diferencias y construir juntos pensando en los que no tienen trabajo y sus familias", afirmó.

"Diciendo no a todo no se ayuda a España a salir de la crisis", manifestó Zapatero, quien se mostró seguro de que a través de la comisión negociadora creada para tratar de lograr un acuerdo entre los partidos políticos frente a la crisis económica, una propuesta que "no tiene color político, sólo voluntad de trabajar por la economía de nuestro país", se logrará salir de ella, ya que "la unión hace la fuerza".

"Hemos propuesto un acuerdo sin condiciones, la única es que hay que estar trabajando las horas que sean necesarias para sacar a España de la crisis", declaró, añadiendo su intención de acordar que la economía sea más competitiva e innovadora y que se siga liderando la sociedad de la información y que los jóvenes que ahora han ido al desempleo y que tienen baja cualificación no pierdan la promesa de su futuro.

A juicio del presidente del Gobierno, todo ello exige un gran esfuerzo colectivo, del Ejecutivo, de las comunidades autónomas, de los empresarios y de los sindicatos. Así, entre aplausos y vítores de "presidente, presidente", Rodríguez Zapatero, acompañado por el vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, y el responsable de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, indicó que se siente "comprometido y responsable de cada trabajador que ha perdido su empleo".

En este sentido, se comprometió con la sociedad a que vuelva a haber empleo y mientras tanto, a "protegerles" y por ello, abogó por trabajar para modificar el sistema financiero y la legislación urbanística en España. En su opinión, esto implica "un desafío grande y sacrificios para la mayoría", reconoció, y, por tanto, "también la mayor cooperación".

De esta forma, defendió que es necesario para salir de la crisis acuerdos sociales con sentido de la responsabilidad para mejorar el mercado de trabajo, al tiempo que reafirmó su deseo por alcanzar un acuerdo social, aunque, advirtió de que con este Gobierno los trabajadores no van a perder derechos en la reforma laboral.

De igual forma, Zapatero apostó por la industria agroalimentaria, por las energías renovables y la aeroespacial y también por trabajar con el sistema financiero para que el crédito que necesitan las empresas, sobre todo las pequeñas y medianas (pymes), pueda llegar con más facilidad para salvar empresas y empleos".

"Vamos a cambiar del menos al más y a hacer que el crecimiento negativo de la economía cambie a uno positivo y después cambiaremos la destrucción de empleo por creación", aseveró. Respecto a la causa de la crisis, dejó claro que "no es España ni los trabajadores ni los empresarios ni ningún país de la UE ni el euro, sino aquellos que pusieron en circulación préstamos que no se sostenían para tener grandes beneficios".

En este sentido subrayó que, la avaricia, la falta de regulación y la ambición desmedida, además de lo sucedido con el sector inmobiliario, se produjo porque "llegó el Gobierno del PP, que dijo que en todo el suelo se podía construir y venga a subir el precio de la vivienda". No obstante, reconoció que la responsabilidad actual ante la crisis y ante el desempleo es ante todo del Ejecutivo central.

Déficit

Por otro lado, destacó que es preciso reducir el déficit público, un gasto extraordinario creado para pagar la prestación por desempleo o actuaciones como las del Fondo Estatal de Inversión Local (FEIL), para mantener empresas o para dar créditos a las pymes. "Lo vamos a hacer bien, a tiempo y garantizando que el gasto social no se va a recortar ni tampoco la I+D+i", aseguró.

El jefe del Gobierno hizo hincapié en que España es un "país sólido, tiene una gran solvencia y su deuda es de las más bajas de la Unión Europea, 20 puntos por debajo". Por ello, dijo que "no hay derecho a que nadie ponga en duda la solvencia de España como país", ante lo que criticó a Rajoy, ya que lo que se ha tenido que pagar en 2009 en el servicio de la deuda "es un cuatro por ciento del gasto público total del Estado y en 2000, el año del milagro económico de José María Aznar, la deuda nos costaba el ocho por ciento". "Es sencillamente inmoral", apostilló.

Asimismo, hizo mención a la situación económica de Grecia y afirmó que el problema de las cuentas públicas del país griego se debe a "un Gobierno que hizo las cosas muy mal", mientras que "el problema de los endeudamientos que tienen los países por rescatar los sistemas financieros es de los especuladores y de los que inventaron los productos financieros que no podían sostener".

Chaves y Griñán

Durante su intervención, el vicepresidente tercero del Ejecutivo y secretario general de los socialistas andaluces, Manuel Chaves, se mostró convencido de que el PSOE será el partido que saque a España de la crisis y resuelva los problemas derivados de ella porque "confiamos en los españoles y los andaluces".

Frente a esto, denunció que el PP "considera que la crisis es su gran oportunidad para ganar las elecciones y cada vez que hay un mal dato, Rajoy y Javier Arenas sacan la calculadora a ver cuántos votos pueden conquistar".

"Todos los partidos quieren ganar las elecciones, pero la diferencia es que el PSOE quiere hacerlo sacando a los españoles de la crisis y el PP, aprovechándose y utilizando la crisis y el desempleo", manifestó el también ministro de Política Territorial, quien incidió en que la crisis es "un asunto de todos, del Gobierno, de las comunidades, de los ayuntamientos, de los trabajadores, de los empresarios y también de la oposición".

De hecho, hizo un llamamiento a los 'populares' para que "se arrimen al diálogo y a la negociación y, aunque sea por una vez, piensen antes en los españoles que en el rédito electoral".

Chaves defendió que el Gobierno está desarrollando una estrategia "para salir de la crisis cuanto antes, en las mejores condiciones posibles día a día, semana a semana" y "a veces las medidas son duras y difíciles, pero al final darán los resultados de superar la crisis". "Los socialistas siempre hemos estado a la altura de nuestras responsabilidades", apostilló, agregando que "para mucha gente, sobre todo para los más débiles, somos su única esperanza".

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, lamentó por su parte que los 'populares' "no van a arrimar el hombro, no les interesa salir de la crisis". "Mientras el Gobierno de Zapatero busca alianzas para salir de la crisis, el Partido Popular se alía con la crisis para ir contra el Gobierno de Zapatero", subrayó.

"No quieren salir de la crisis porque es su único argumento electoral; el Partido Popular sólo quiere deteriorar a los gobiernos socialistas y no ofrece nada, sólo descalificaciones personales y la artillería más sucia, el insulto y la calumnia", concluyó el jefe del Gobierno andaluz.

Etiquetas