Despliega el menú
Nacional

PRINCIPIO DE ACUERDO

Zapatero dice que el acuerdo de financiación está "en la recta final"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró que el proceso de negociación de la financiación autonómica está "en la recta final", mantuvo la fecha de convocar el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) "en torno al 15 de julio" y precisó que este acuerdo será "satisfactorio" para Cataluña y también para otras como Baleares, que mejorarán su posición.

En su opinión, se ha hecho un trabajo 'Cum Laude', aunque no descartó que "el tiempo" pueda dar lugar a que haya o se exijan "modificaciones". Además, pidió a las CC.AA. que el incremento de financiación también se traduzca en un aumento del dinero que destinan las regiones a la ayuda al desarrollo.

Durante la rueda de prensa que ofreció hoy en L'Aquila (Italia), tras asistir a la reunión del G-8, Zapatero explicó que todas las CC.AA. mejorarán la financiación y los recursos para Sanidad y Educación y, en concreto, en relación con Cataluña, mostró su convencimiento de que será satisfactorio porque "mejorará posiciones" en relación con la posición relativa que tenía que, según recalcó, "no era la adecuada".

"Estoy convencido de que será un acuerdo satisfactorio para Cataluña, que mejorará posiciones en relación con una posición relativa que, en algún momento, me han escuchado expresar que no era la adecuada para expresar lo que representa esa comunidad, como otras también van a mejorar la posición como, la balear, que estaba en una desigualdad bastante evidente", argumentó Zapatero, quien apuntó que anoche había mantenido una conversación con el presidente de la Generalitat, José Montilla.

Además, Zapatero calificó como "destacadas" las reuniones que se produjeron ayer entre Economía y los representantes de Cataluña y Andalucía, que tendrán "bastantes más recursos", según dijo, por su incremento de población, al tiempo que indicó que la aceptación y el apoyo de estas comunidades al modelo es "probable". También espera, según precisó, el apoyo de Madrid y de "otras muchas CC.AA.", y mostró su deseo de que "el color político no condicione".

El presidente insistió en bastantes ocasiones en que se está ya "en la recta final" y que el acuerdo está "cerca", por lo que mantuvo su "objetivo" de "cumplir el plazo" y convocar "en torno al 15 de julio" el Consejo de Política Fiscal y Financiera.

Zapatero recalcó que se trata de un "buen modelo de financiación", que será "más justo" y que permitirá a las CC.AA. tener más recursos para gestionar sus servicios públicos porque, según dijo, "se ha hecho un gran trabajo" que es "proporcional al tiempo" que ha exigido. Por tanto, recalcó, "es un trabajo que merecerá un Cum Laude".

Todas las CC. AA. van a ganar, trabajo "cum laude".

No obstante, el jefe del Ejecutivo no desveló datos del modelo y pidió esperar a que tener "luz verde" y a que "se conozca el texto", aunque admitió que "habrá muchas interpretaciones y previsiones de cifras", por lo que pidió "prudencia" sobre las mismas.

En este sentido, argumentó que éstas van a depender de los ingresos del Estado, de cómo evolucionen y del crecimiento económico de cada CC.AA., ya que hay una parte que estará en función de esos datos.

Sin embargo, quiso dejar claro que, como se pondrán más recursos con el nuevo modelo, todas las CC.AA. "van a tener más recursos" y "todas ganan". Por ello, y dado el incremento de financiación que van a tener todas las regiones, también pidió que éstas aumenten sus aportaciones a la ayuda al desarrollo y recordó que, hasta ahora, el Estado aporta el 80% de la misma. "Sería una buena consecuencia" de la nueva financiación, exclamó.

"El tiempo puede dar lugar a modificaciones".

En su defensa del nuevo modelo, dijo que tiene "más vocación de permanencia" que otros modelos y cree que cuando se expliquen todos los principios "seguramente" se entenderá "muy bien que ése es el objetivo", si bien admitió que puede haber cambios en el futuro. Así, matizo que hay que saber que "siempre" el tiempo "puede dar lugar a que haya o se exijan modificaciones".

Tras recalcar que el factor "fundamental" de la reforma es el incremento en siete millones de personas de la población en los últimos años, expuso que como todos los modelos de financiación, es preciso tener "la prudencia suficiente" para ver el resultado que produce.

Según Zapatero, los hechos demuestran que hay que tener una "prudencia estimativa" del efecto en la financiación de en cada comunidad. "Nuestro objetivo es que ese efecto acerque la financiación per cápita entre todas las CC.AA., lo cual es bastante razonable, tenga en cuenta los cambios de población y mantenga el principio básico de la igualdad de los servicios públicos básicos de los ciudadanos".

Por ello, insistió en el principio de que "todos van a ganar", aunque aclaró que unas CC.AA. han crecido en 1,2 millones de habitantes, otras en 40.000 y algunas no crecen. "Pero --insistió-- incluso las que no hayan crecido, van a tener un volumen importante más de recursos", insistió Zapatero, que consideró que el modelo trata de "buscar la equidad y trata de favorecer a todas las CC.AA.".

Etiquetas