Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

DEFENSA

Zapatero deja en manos de Obama la definición de objetivos en Afganistán, pero pide un plazo

Será lo que diga Obama. José Luis Rodríguez Zapatero descansó hoy en Estados Unidos la tarea de definir "un objetivo" para la misión internacional en Afganistán. Apenas unas horas después de asistir en Las Palmas de Gran Canaria al funeral del militar español fallecido en el país asiático, el presidente del Gobierno apuntó que corresponde a la OTAN fijar un plan "que pueda traducirse en hechos concretos", pero insistió en que es la primera potencia mundial quien tiene que ejercer su liderazgo por "el papel fundamental que juega" en la zona.

España es uno de los cuarenta países que participan en la ISAF (Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad) para ayudar, supuestamente, a la estabilización de Afganistán. Ese era su cometido cuando en 2001 se autorizó la misión, pero han pasado ocho años y las cosas, según admitió el miércoles el propio ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, "no están yendo bien". Tanto es así que, por primera vez, no negó que haya que hablar de un escenario de guerra y abogó por cambiar la estrategia.

Zapatero -que ya se plegó a los requerimientos de Obama para un mayor compromiso europeo con el envío reciente de 220 soldados- afirmó, en cambio, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros celebrado en Canarias, que "las características de la misión están definidas por la ONU y por la OTAN" y que lo que se busca es lograr un país viable, democrático y con un futuro. "Lo que tenemos que hacer -insistió- es dar todo nuestro apoyo y solidaridad a los soldados españoles".

Aún así, el presidente del Gobierno habló también de la necesidad de fijar "plazos" para la consecución de los fines. Obama se ha negado a poner fecha a la retirada, pero algunos países europeos, como Alemania, hablan ya de cinco años. Ahora el comandante en jefe de EEUU estudia la petición del jefe militar sobre el terreno, el general McChrystal, para que incrementar de nuevo unas tropas que cuentan ya con 40.000 efectivos y modificar la estrategia.

Supuestamente, el presidente del Ejecutivo español hablará de este asunto en el encuentro que mantendrán ambos el martes en la Casa Blanca, pero Zapatero ya ha dejado clara su actitud. No sólo aseguró que compartirá la decisión de la comunidad internacional, y tras festejar que se le haya concedido del premio Nobel de la Paz, recordó la "alta consideración" en que siempre ha tenido a Obama.

Sus objetivos, dijo, "son positivos". "Siempre he dicho que todos nos deberíamos preguntar cómo podemos apoyarlos", remarcó.

Etiquetas