Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

SESIÓN DE CONTROL AL GOBIERNO

Zapatero defiende el sistema de pensiones y el PP le acusa de ponerlo en peligro

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, defendió el estado del sistema de las pensiones en España frente a la recriminación de líder del PP, Mariano Rajoy, quien le acusó de ponerlas en peligro si no toma medidas.

Zapatero, además, auguró durante su comparecencia en la sesión de Control al Gobierno en el Congreso, que la Seguridad Social tendrá un superávit "cuantioso" en 2009.

Rajoy acusó al Gobierno de haber tomado solo una medida, en referencia a su intención de subir los impuestos y advirtió a Zapatero de que "o toma medidas o estará poniendo en peligro los pilares básicos del estado de bienestar".

La sesión de control también protagonizó un enfrentamiento entre la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, y el portavoz del PP, Cristóbal Montoro, tras preguntar éste sobre cuándo cree el Ejecutivo que se saldrá de la crisis y responderle la ministra con un lacónico "cuando se produzca".

Durante su intervención, Zapatero dijo además que el fondo de reserva de la Seguridad Social, la denominada "hucha de las pensiones", ha pasado de 15.000 millones a 58.000 y que la relación entre cotizantes y pensionistas es de las más altas de la historia de la democracia y más elevada que en 2004.

Rajoy alertó sobre las advertencias de la Comisión Europea en referencia al futuro de las pensiones y la sanidad pública en España, a lo que Zapatero respondió que el sistema sanitario español "goza de buena salud" y que el Gobierno es "plenamente consciente" de la situación de las pensiones.

No obstante, el presidente reconoció la necesidad de hacer reformas para asegurar la sostenibilidad del sistema en el futuro "más allá de cualquier legislatura" y en el ámbito de la Comisión del Pacto de Toledo.

Recomendaciones europeas

Rajoy acusó al Ejecutivo de ignorar las recomendaciones de la Comisión Europea y otros "muchos organismos", que, según recalcó recomiendan acometer un programa de consolidación fiscal para reducir el déficit de la deuda pública, reformas en protección social y políticas para recuperar el crecimiento, mejorar la productividad y la competitividad.

Para el Ejecutivo, la salida de la crisis se producirá en 2010, según afirmó Salgado en su turno de respuesta a Montoro, y será "gracias a la acción de este Gobierno" que ha puesto en marcha el mayor estímulo económico de la UE y al esfuerzo de todos, trabajadores y empresarios, pero no con el esfuerzo del PP.

Montoro afirmó con indignación que Salgado "es la expresión de la impotencia, de la resignación y del agotamiento del Gobierno".

Además, en referencia a la ironía en la respuesta inicial de Salgado sobre la salida de la crisis, Montoro aseguró que llevaría a esbozar por lo menos una sonrisa, "si no fuera porque estamos en el mayor retroceso de bienestar de la historia".

El portavoz popular añadió que los ciudadanos "han perdido confianza ante el desatino del Gobierno, que es incapaz de liderar la salida de la crisis".

En la sesión de control, el PP también pidió cuentas al Gobierno sobre la situación del paro tras conocerse los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre, según la cual, el desempleo se redujo en 14.100 personas.

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, respondió al respecto a una pregunta del diputado del PP José Ignacio Echániz y dijo que los datos de la EPA del tercer trimestre "no son tan malos".

No obstante, el ministro precisó que ello no significa que hayamos salido de la situación económica que ha provocado la destrucción de empleo, y señaló que hay "síntomas" que apuntan a un agotamiento de las repercusiones negativas de la economía en el desempleo.

Etiquetas