Nacional

PIDE COHESIÓN SOCIAL PARA AFRONTAR LA CRISIS

Zapatero asegura que Merkel se comprometió a estudiar "a fondo" un plan para Figueruelas

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió el máximo esfuerzo para mantener el mayor número de empleos a Opel, Renault, Ford y Nissan, ya que para el mantenimiento de sus plantas en España "van a recibir importantes ayudas públicas".

En una entrevista en la cadena Ser, Zapatero destacó que estuvo hablando en la cumbre del G-20 en Pittsburgh con la canciller alemana Angela Merkel y que le trasladó su preocupación por el futuro de la planta de Opel en Figueruelas (Zaragoza), tras la entrada de Magma.

El presidente incidió en que Merkel se comprometió a estudiar "a fondo" un plan para esta planta, que, continuó Zapatero, "es de las más competitivas que tiene Opel".

Zapatero subrayó que estas empresas van a exigir unas cantidades muy importantes, de avales y de financiación, y destacó que "lógicamente tenemos que evaluar y mediar las disponibilidades para que mantengamos nuestras plantas de automóvil".

 

El presidente del Gobierno dijo que la economía española podría comenzar a crear empleo en el segundo trimestre de 2010. "Es prematuro" hacer cálculos sobre el empleo, dijo Zapatero, y recordó que la creación de empleo tiene que corresponderse con un "cierto crecimiento económico" y confió en que en el segundo trimestre del próximo año se puedan ver "síntomas positivos" en ese sentido.

El presidente del Ejecutivo insistió en que "el momento más duro" de la crisis económica ya ha pasado y que ahora queda "la gran tarea" de la recuperación y de afrontar los altos niveles de paro.

Hasta ese momento, señaló, se seguirá dando respuesta a los desempleados mediante la protección social al desempleo.

En este sentido, recordó que las prestaciones por desempleo tendrán un coste en 2010 de 15.000 millones de euros cifra que, señaló Zapatero, supera a los casi 11.000 millones de euros que el Ejecutivo prevé recaudar en dos años con la subida de impuestos aprobada el pasado sábado por el Consejo de Ministros.

En opinión del presidente, lo importante no es salir de la crisis un trimestre antes o después sino hacerlo "todos juntos, con cohesión social".

Insistió en que la economía española necesita mejorar su sistema productivo y ser más innovadora y moderna, algo que, dijo, no pasa por crear peores contratos.

Con estas palabras el presidente del Gobierno se refirió a la actual situación de estancamiento del diálogo social.

Precisó que quienes durante esta crisis han pedido al Gobierno que rebaje las condiciones de despido, que restrinja las condiciones de los trabajadores y que ayude a ciertos sectores empresariales "tienen una prioridad diferente que la del Gobierno", que es la de mantener la protección social, mejorar la situación de las personas dependientes, las becas o la I+D+i.

La crisis no debe dar lugar a un recorte de los derechos laborales de los ciudadanos, dijo Zapatero, quien precisó que "el Gobierno tiene su opción y habrá otros -en referencia a algunos empresarios- que tendrán otra".

Preguntado por la necesidad de una reforma laboral, el presidente del Gobierno indicó que la economía española también necesita una reforma de las empresas, que debería ser fruto del diálogo social "que nos ha dado tanto éxito".

"Cuando se ha hablado de reforma laboral se ha hablado de abaratar el despido y de que los empresarios tengan más libertad y los trabajadores menos derechos", apuntó Zapatero, quien aseguró que la economía española "no necesita tanto cambiar legislación laboral como reformar su sistema productivo".

También se refirió al PP y aseguró que mientras la gran preocupación del Gobierno es el gran impacto que la crisis ha tenido en el empleo el principal partido de la oposición no ha aportado todavía ninguna medida para mejorar la situación de quienes pierden su trabajo". "No es su política, no les importa la política social", concluyó.

Etiquetas