Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Política

Wert critica la "condición reaccionaria" del 15-M

En su libro, José Ignacio Wert critica la "condición radical" del movimiento y asegura que su éxito ha sido "notablemente exagerado".

El ministro de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert, critica la "condición radical" del movimiento de los indignados y se muestra sorprendido por que "nadie parece reparar en la condición profundamente reaccionaria de buena parte de lo que proponen". Y asegura que su éxito ha sido "notablemente exagerado".

Estas son algunas de las observaciones que realiza José Ignacio Wert en su último libro, 'Los españoles ante el cambio' publicado por la Fundación FAES y escrito antes de llegar al Departamento de Educación, Cultura y Deportes, de la mano del PP.

Asimismo Wert señala, respecto al movimiento del 15M, que esta identidad ideológica, "tan nítida en el sentido de sus propuestas, sea descifrada de modo tan desenfocado, e intriga doblemente la tranquilidad con la que la sociedad (y los propios actores de la protesta) se niegan a ver (o a reconocer) la condición radical de la misma".

En esta misma línea, describe al movimiento como "una mezcla de socialismo utópico, radicalismo político y supino desconocimiento de que en la vida social las ambiciones y los recursos tienen que ir de la mano".

Ignorancia y simpleza

"A esto se le pueden añadir varias gotas de ignorancia y de simpleza (algunas verdaderamente antológicas en los documentos más elaborados, como la que en su Manifiesto contra el Pacto del Euro señala que el gasto sanitario en España es del 0,4% del PIB, y otras semejantes)", indica el ministro.

Respecto al éxito del movimiento, Wert considera que radica en que han sido capaces de "establecer un frame en torno a un mínimo denominador común de carácter negativo que les ha colocado en una posición muy favorable a la hora de granjearse una amplia simpatia".

Por otra parte, el ministro de Educación, Cultura y Deportes y en el marco del capítulo 'Indentidad, Nación y Autonomías', considera que es necesario "podar la fronda politico-administrativa que se ha ido creando en las comunidades autónomas con estructuras de mini estados, que no es posible, ni útil mantener".

Gen independentista

En sus páginas también destaca cómo en Cataluña y País Vasco ha arraigado de forma mayoritaria "el gen independentista" y asegura que las élites nacionalistas han encontrado en ello un "filón inagotable de poder estratégico que les permite una provechosa explotación hacia dentro, pero sobre todo hacia fuera, en una relación cada vez más bilateral y ventajista con el Estado".

Asimismo, denuncia la dinámica de "emulación negativa" que ha arrastrado a otras Comunidades Autónomas "a buscarse a sí mismas exultando su particularismo, inventando identidades y jugando a las palabras al borde del precipicio".

Etiquetas