Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

SUCESOS

Viaja de Madrid a Berlín para matar a un amigo de su mujer y regresa en 31 horas

El supuesto homicida es de Getafe, tiene 47 años y se encuentra detenido en Alemania.

Un crimen pasional de ida y vuelta que traspasa fronteras. La Policía Nacional detuvo en Getafe (Madrid) a un hombre de 47 años como supuesto autor de la muerte de un ciudadano alemán el pasado 5 de noviembre. El móvil del asesinato pudo estar en la relación amistosa que la víctima mantenía a través de internet y del teléfono móvil con la mujer del detenido, que en la actualidad se encuentra preso en Alemania.

Ese día, el acusado viajó en avión de Madrid a Berlín, alquiló un coche en el aeropuerto, se dirigió al domicilio del fallecido, compró en las inmediaciones un cuchillo y esperó en la puerta varias horas hasta que perpetró su particular venganza. Tras el mortal apuñalamiento regresó al aeródromo, dejó el automóvil en el garaje y tomó el primero vuelo con destino a casa. Todo en 31 horas.

La mujer del supuesto homicida no conoció el suceso hasta que recibió una llamada de la policía. El mismo 5 de noviembre los agentes alemanes descubrieron que la víctima tenía algún tipo de relación con una ciudadana austriaca residente en Madrid. Se pusieron en contacto con sus colegas españolas y estos contactaron con la mujer. Le dijeron que había indicios que apuntaban a que su marido podría estar implicado en el crimen, ya que había viajado hasta Berlín un día antes en un vuelo procedente de Barajas.

Ataque de celos

La mujer cogió a sus dos hijos y se dirigió a una comisaría. En su declaración manifestó que su marido le había dicho que tenía un cursillo laboral los días 4 y 5, por lo que se ausentaría de su domicilio durante esas jornadas. Igualmente, confirmó que conocía al fallecido, con quien mantenía una relación de amistad por medio del correo electrónico y SMS, y que temía que su marido hubiera sido víctima de un ataque de celos.

En ese momento comenzó una fluida colaboración entre las policías española y alemana a través de Interpol. Averiguaron que este había regresado a España el día 5, por lo que condujeron a la mujer y a los menores hasta una casa de acogida. De forma paralela, se intensificaron los contactos entre las policías de ambos países para intercambiar información operativa para proceder a la localización del responsable.

Las autoridades judiciales alemanas emitieron una Euroorden que fue trasladada de forma urgente a los agentes españoles. T. M. E. fue localizado y detenido cerca de su trabajo. Tras ser puesto a disposición judicial fue trasladado a Alemania, donde se encuentra en prisión provisional.

Etiquetas