Despliega el menú
Nacional

PARTIDOS/ PNV

Urkullu matiza: "El tripartito tiene plena vigencia"

EA advierte al presidente del PNV que "si quiere ver deslealtades, mire hacia su propio partido".

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, matizó sus declaraciones en las que parecía avalar la postura del diputado general de Vizcaya José Luis Bilbao (PNV) que el miércoles consideró el Gobierno tripartito "agotado". "El actual tripartito tiene un programa de gobierno que finaliza en 2009 y que, por lo tanto, tiene plena vigencia", aseguró Urkullu, que, sin embargo, insistió en que tanto EB como EA no siempre priorizan, en sus acuerdos políticos en otras instituciones, a la formación jeltzale. En este sentido, el presidente de EA, Unai Ziarreta, advirtió a Urkullu que "si quiere ver deslealtades, mire hacia su propio partido".

Urkulllu se refirió a "las declaraciones de los últimos días de responsables públicos e institucionales del PNV sobre futuros acuerdos de gobierno o sobre la validez o no de los pactos actuales o de fórmulas de gobierno conocidas" y advirtió que "las decisiones sobre estos temas corresponden únicamente a los órganos autorizados del partido". El presidente del PNV pretendía así acallar la polémica interna que causaron las declaraciones de Bilbao, que dio por "agotado" el tripartito vasco y abogó por alcanzar un pacto con el PSE, lo que ha sido interpretado como un intento de la formación jeltzale por 'salvar los muebles' en las próximas elecciones.

A juicio de Urkullu, "este debate que estamos provocando a través de los medios de comunicación, las declaraciones de los cargos institucionales del partido sobre aquellas cuestiones sobre las que exclusivamente el partido es competente desvían la atención sobre el verdadero debate que ha puesto encima de la mesa el PNV". En este sentido, el presidente del PNV, que consideró esas declaraciones "bienintencionadas", aseguró que el 'verdadero debate' es "conocer la voluntad de llegar a acuerdos que tienen el PSOE y el presidente del Gobierno con el PNV y el lehendakari".

Con todo, Urkullu remarcó que "el actual tripartito tiene un programa de gobierno que finaliza en 2009 y que, por lo tanto, tiene plena vigencia y validez hasta esa fecha, aunque tanto EB como EA hayan priorizado y prioricen en otras instituciones los acuerdos políticos con otros partidos antes que con el PNV" y pese a que los jeltzales hayan "soportado críticas infundadas desde el seño de sus propias instituciones" o asistan "a cuestionamientos públicos" sobre la "conveniencia de la permanencia junto con el PNV en el Gobierno de las instituciones" por parte de las otras dos formaciones.

Cierto deterioro

Aunque el presidente del PNV suavizó sus declaraciones de este jueves respecto a EB y EA -cuando incluso llegó a tachar su comportamiento de desleal- el portavoz de la formación nacionalista en el Congreso, Josu Erkoreka, reconoció que "las relaciones entre los partidos" que integran el tripartito "no están atravesando por el mejor momento". "No hay más que ver lo que está sucediendo en el último año", destacó, en referencia a los pactos que EA y EB han firmado con otros partidos, "incluso con ANV", en otras instituciones, antes de añadir: "las relaciones de las formaciones políticas que integran el tripartito están causando un cierto deterioro en los últimos tiempos".

Por su parte, el presidente de EA respondió a las palabras de ayer de Urkullu sobre las "deslealtades" y le advirtió de que "si quiere ver deslealtades, tiene que mirar hacia su propio partido y hacia las últimas declaraciones de personas como José Luis Bilbao o el propio Iñaki Azkuna". A juicio de Ziarreta, el líder del PNV trata de "echar balones fuera y eludir un debate que se tiene que dar por dentro" y criticó que la formación jeltzale entienda la lealtad "como que ellos toman las decisiones y los demás les tenemos que secundar", al tiempo que censuró que el PNV haya firmado las mociones éticas con el PSE antes "de habérselas planteado con la voluntad de consensuarlas a sus socios de gobierno".

Etiquetas