Despliega el menú
Nacional

TEMPORAL

Una mujer fallece en Orense aplastada por un muro que cedió debido a los fuertes vientos

El Gobierno moviliza a 20.000 personas para actuar contra la borrasca, que de momento ha dejado cuantiosos daños materiales.

Vista del incendio en las inmediaciones de Bilbao.
Una mujer fallece en Orense aplastada por un muro que cedió debido a los fuertes vientos
EFE

La ciclogénesis explosiva que atraviesa España desde el sábado y que abandonará la Península hoy ha provocado la muerte de una mujer de 82 años en Orense, aplastada al desplomarse un muro por los fuertes vientos. Además, la borrasca había dejado al cierre de esta edición carreteras y líneas de ferrocarril cortadas, árboles y postes de la luz caídos y cortes de suministro eléctrico, entre otros desperfectos materiales, en las 50 provincias que permanecían en alerta principalmente por fuertes vientos. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció que el Gobierno ha movilizado a 20.000 funcionarios para que estén en alerta para actuar en caso de que sea necesario.

El Centro de Emergencias 112 Galicia informó del fallecimiento de una mujer de 82 años en la localidad orensana de Vilar de Barrio. Al parecer, a la mujer, de iniciales C. D. G., se le cayó encima parte de un muro de una nave.

Además, el temporal de lluvia y vientos huracanados (más de 140 km/h) que azota España ha dejado numerosos incidentes que han producido numerosos daños materiales. Así, en las islas Canarias, región por la que entró la ciclogénesis explosiva, la compañía Unelco-Endesa informó de que unos 9.000 clientes de la eléctrica no contaban anoche con suministro.

La situación se repitió a lo largo de la jornada por el resto de comunidades en alerta. Así, unos 27.000 abonados de Iberdrola sufrieron cortes de suministro eléctrico en Galicia y 63.000 clientes en toda Castilla y León.

Entre los desperfectos, cabe destacar la caída de una grúa en Abaltzisketa (Guipúzcoa) que provocó graves daños en una casa. El Ayuntamiento de San Sebastián decidió suspender el transporte público y ordenó cerrar los centros comerciales de la ciudad por los fuertes vientos. En Bilbao, la quema incontrolada de rastrojos provocó un incendio forestal en el monte Artxanda, que anoche aún no se había controlado.

Cornisa desprendida

En Logroño, parte de una cornisa se desprendió por el fuerte viento y fue a caer delante de un chiquipark. No hubo que lamentar desgracias personales, pero cinco coches que estaban aparcados en la calle quedaron aplastados.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) suspendió la circulación en Galicia y posteriormente en los trayectos ferroviarios entre León y Asturias, Palencia y Cantabria, Miranda de Ebro y País Vasco y norte de Castilla y León por fuertes rachas de viento, en base al protocolo de seguridad en la circulación. Aena canceló dos vuelos que salían desde Vigo hacia Madrid y otros tres que procedían de la capital.

Ante esta situación, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró que el Gobierno ha movilizado a 20.000 funcionarios para que estén alerta las 24 horas con el objetivo de actuar en la reparación de los eventuales daños. Rubalcaba explicó que se va a contar con la coordinación de puertos, aeropuertos, responsables de vías férreas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como de las comunidades, con las que se está en "permanente contacto".

Un total de 41 provincias permanecen hoy en alerta, que será roja (riesgo extremo) por viento en Asturias, Cantabria, Burgos, León, Palencia, Navarra, Álava, Guipúzcoa y Vizcaya. La alerta será naranja (riesgo importante) en Tenerife, Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Toledo, Ávila, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid, Zamora, Madrid, La Coruña, Lugo y La Rioja.

Etiquetas