Despliega el menú
Nacional

VIOLENCIA DOMÉSTICA

Una mujer confiesa haber matado de una puñalada a su pareja en Getafe

El cuerpo sin vida de la víctima, con antecedentes por malos tratos, fue hallado en la terraza de su casa.

Un hombre de 47 años, Ramón S. G., con antecedentes por malos tratos, fue hallado muerto ayer en la terraza de su vivienda, en Getafe (Madrid), con una apuñalada en el pecho asestada por su mujer, María Mercedes J.M., de 46 años, según confesó ella misma, según informaron fuentes policiales. Sobre las 8.30 se recibía en la sala del 092 de Getafe la llamada de una mujer comunicando que en su domicilio, en la calle Barberán y Collar, su pareja estaba muerta en la terraza.

Un radiopatrulla de la Comisaría de Getafe se dirigió hasta el lugar. Aunque al principio el cuerpo no presentaba signos de violencia, cuando llegó la comisión judicial, al mover el cadáver, los agentes observaron que tenía una puñalada en la parte escapular izquierda, por encima del pecho.

En un primer momento, la mujer dio al coche radiopatrulla una versión contradictoria, pero cuando los agentes del Grupo V de Homicidios de Guardia de la Brigada Provincial de Policía Judicial llegaron al lugar, al ser interrogada, confesó que había matado a su pareja la tarde del día anterior.

La víctima mortal contaba con dos antecedentes policiales por malos tratos en el ámbito familiar y delito contra la seguridad del tráfico. La detenida, por su parte, pasó ayer a disposición judicial.

Diez hombres fueron asesinados por sus parejas en 2009, según datos del Poder Judicial, que registraron ese año 55 muertes de mujeres a manos de sus maridos o ex parejas. De los diez hombres asesinados, nueve lo fueron por sus mujeres y uno por su compañero, que era un hombre; y ocho fueron agredidos con arma blanca.

La cifra supone una tendencia ascendente respecto a los últimos dos años, ya que en 2008 murieron 6 hombres y en 2007, dos.

El perfil de la víctima de violencia doméstica en el ámbito de la pareja es un hombre español -el 80%- y menor de 35 años. Respecto al vínculo con su presunta asesina, en cinco casos eran cónyuges; en dos compañeros, el mismo número ex pareja y uno se encontraban en trámite de separación.

Ninguno de los asesinados había presentado denuncia contra sus parejas, mientras que dos mujeres sí habían denunciado por violencia de género a sus maridos.

Etiquetas