Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

PRISIONES

Una de cada cuatro muertes en las cárceles españolas están provocadas por las drogas

Baja el número de suicidios en los últimos años en las prisiones nacionales.

Las drogas fueron la causa de una de cada cuatro muertes en las prisiones españolas el pasado año. Esta es la mayor cifra registrada entre 2004 y 2007, según los últimos datos oficiales del Gobierno central que indican que en total fueron 44 los presos que fallecieron en la cárcel por este motivo el pasado año 2007. Como dato positivo destaca que en los últimos años ha descendido el número de fallecimientos relacionados con suicidios en las penitenciarias nacionales.

Los datos facilitados por el Gobierno español sobre la primera legislatura del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero indican que en 2004 y 2005 se produjeron 42 y 43 fallecimientos relacionados con drogas en las cárceles españoles, pero esa cifra llegó a reducirse hasta 34 muertes en 2006 y fue el año pasado cuando experimentó una nueva subida hasta las 44 víctimas.

Así, a lo largo de la primera legislatura socialista se contabilizan un total de 772 muertos en los distintos centros penitenciarios de nuestro país. El pasado año hubo 200 fallecimientos en prisión, la segunda cifra más alta del periodo tras los datos de 2005, cuando se registraron 201 víctimas. Detrás quedan 2006, con 191 muertes, y el 2004, con 180.

Analizando los motivos de los fallecimientos, la cifra de muertos por VIH se ha mantenido prácticamente invariable en el entorno de la treintena en los últimos cuatro años, siendo 2005 el año con mayor número de fallecidos, 35, y el 2006, cuando se contabilizaron tan sólo 20.

No obstante, la muerte por causas naturales sigue siendo la que aúna el mayor número de fallecidos, que se ha ido incrementando en los tres primeros años en los que se ha pasado de las 64 muertes en 2004, a los 86 que tuvieron lugar en 2005 y a las 115 que se registraron en 2006. El 2007 cerró con 97 muertos.

Bajan los suicidios

El dato positivo de estas estadísticas de muerte en prisión viene de la mano del número de suicidios en las penitenciarias españolas. Así mientras en 2004 se registraron un total de 40, este número ha ido disminuyendo considerablemente en los años siguientes en los que se han contabilizado 33 muertos en 2005; 19 en 2006, y 27 en 2007.

Además, la información facilitada por el Ejecutivo socialista da cuenta del número de muertos por agresiones (cuatro en toda la anterior legislatura) y por accidentes (donde se contabilizaron ocho fallecidos en total).

Etiquetas