Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

DOS EN ARAGÓN

Un centenar de implicados con la pornografía infantil

En la gran redada cayeron dos guardias civiles, dos policías locales, directores de empresa, ingenieros y estudiantes.

Detenidos cuatro menores por distribuir pornografía infantil
Un centenar de implicados con la pornografía infantil
EFE

Más de un centenar de personas han sido detenidas o imputadas en una redada llevada a cabo por la Policía Nacional contra la pornografía infantil en toda España. En la operación se detuvieron a 57 personas (once de ellas pasaron a disposición judicial) e imputaron a otras 47, según informó ayer la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil. Dos de ellos fueron detenidos en Aragón: uno en Zaragoza y otro en Teruel. Entre los arrestados figuran dos guardias civiles, dos policías locales, ingenieros informáticos, directores de empresa, estudiantes, desempleados, pizzeros o caldereros.

En la operación participaron 400 agentes, que practicaron 97 registros en toda España con la intervención de más de 70 juzgados de guardia y secretarios judiciales.

Esta operación demuestra que la utilización masiva de internet ha roto el perfil tradicional del pederasta en la red: desde jardineros a directivos de empresas se intercambian archivos de pornografía infantil en la red; son internautas de todo tipo de edad, nivel sociocultural, estudios y profesiones.

El jardinero y sus primas

El comisario Manuel Vázquez ofreció los detalles de esta operación junto al cofundador de la fundación Alia2, Miguel Comín, y el presidente de la asociación Protégeles, Guillermo Cánovas, quien pidió que se tipifique la apología de la pornografía infantil como un delito, al igual que se hace con el terrorismo o el racismo. Con esta herramienta jurídica se podría combatir de forma más eficaz contra los foros de internet en los que "se presentan los abusos sexuales a menores como algo que debería ser aceptado por la sociedad" y que son "el primer sitio de encuentro de este tipo de individuos", antes de llegar a la distribución, según Cánovas.

Luchar contra este tipo de foros es una misión difícil, ya que en ellos no hay fotos, ni vídeos en los que se exhiba pornografía infantil, con lo cual no hay aparentemente una prueba de los abusos que se podrían estar cometiendo.

Es el primer escalón al que acceden estos delincuentes antes de llegar a la distribución de pornografía y ese paso tal vez lo dieron los detenidos e imputados en esta operación, como un jardinero, que reside en la localidad madrileña de Parla y que tenía guardado en su ordenador fotografías de dos familiares menores de 7 y 14 años en actitud sexual; en concreto dos hijas de una prima, según fuentes de la investigación.

En el registro practicado en la vivienda de este detenido, de 31 años, se han incautado cuatro discos duros, un pendrive y seis DVD con archivos.

Pero en esta operación han sido arrestadas e imputadas todo tipo de personas, incluidos dos policías locales (uno de Álava y otro de Andalucía) y dos guardias civiles (de Cantabria y Cáceres).

Pocos de los detenidos tienen antecedentes. El jardinero detenido -acusado de tenencia de pornografía infantil (penado con hasta dos años de prisión), de momento no lo ha sido de distribución ya que esta cuestión se está investigando- no cuenta con delitos de este tipo en su haber.

Ya no hay un perfil definido del pederasta en el ciberespacio, pero hay una constante que se presenta en la mayoría de los casos: el 90% de ellos son hombres.

Es lo único que se repite constantemente ahora, porque hace 10 años, cuando aún no era delito la tenencia de pornografía infantil en España, los usuarios de estos archivos eran esencialmente personas con conocimientos informáticos y jóvenes.

Para esta operación, la Policía se ha valido por primera vez del software NordicMule, desarrollado por el Servicio Nacional de Investigación Criminal de Noruega, un sofisticado programa que ha permitido localizar las IPs de los ordenadores en los que se estaban descargando más de cinco archivos con nombres relacionados con la pornografía infantil, y que habían colocado los investigadores en la red como señuelo.

Los agentes introdujeron 857 enlaces 'p2p' correspondientes a vídeos de contenido ilícito, y los habían obtenido gracias a la colaboración ciudadana mediante denuncias de particulares en comisarías y de ONG y asociaciones.

Etiquetas