Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

PAÍS VASCO

Un cajero automático expende billetes... y una víbora

Un vecino de la localidad alavesa de Llodio se ha llevado este miércoles un buen susto cuando al ir a retirar dinero de un cajero automático se ha encontrado con que de la ranura, además de los billetes, salía una víbora que trataba de atacarle.

La  víbora ha quedado atrapado en la ranura de salida de los billetes
Un cajero automático de Llodio expende billetes... y una víbora
HA

Un vecino de la localidad alavesa de Llodio se ha llevado este miércoles un buen susto cuando al ir a retirar dinero de un cajero automático se ha encontrado con que de la ranura, además de los billetes, salía una víbora que trataba de atacarle.

Este curioso episodio ha ocurrido hacia las 8.00 en el cajero que la entidad de ahorro Caja Madrid tiene en Llodio, según han explicado fuentes de la Policía Local de este municipio.

El cliente, que se ha acercado a ese cajero a sacar dinero antes de ir a su trabajo, se ha encontrado con que en la ranura de salida de los billetes había una víbora, atrapada por la cola, que trataba de morderle.

El hombre, de mediana edad, ha tenido no obstante el coraje de recoger su dinero antes de dar aviso a la guardia municipal, cuyos agentes han acudido al lugar y, tras la sorpresa inicial por lo insólito del caso, han avisado al responsable de la oficina.

Como el reptil estaba atrapado por el mecanismo del cajero, el encargado de la caja ha activado el mecanismo desde el interior para liberar a la víbora, que ha sido introducida en una caja, para después enviarla a una entidad de protección de animales.

Los responsables de la Policía Local de Llodio todavía no se explican cómo ha podido quedar la víbora atrapada en el cajero y quieren pensar que ha sido algo casual, ya que esa oficina de ahorro está situada a muy poca distancia del campo, aunque no descartan la posibilidad de que alguien malintencionadamente la haya colocado en ese lugar.

En el vídeo colgado en You Tube se puede observar este episodio y cómo un testigo de los hechos comenta con sorna cómo están los bancos hoy en día, que hasta "te ponen una víbora para que no cojas el dinero". El vecino que ve lo ocurrido bromea con el caso y pone voz al cajero con víbora: 'Su dinero, gracias'.

Etiquetas