Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

CASO COUSO

Trillo y Palacio declararán por escrito para contrastar la información de EE.UU.

Pedraz decidió el pasado 20 de mayo llamar a declarar a los dos ex ministros en calidad de testigos al objeto de "completar la información transmitida" por las autoridades de Estados Unidos sobre estos hechos, que provocaron la muerte del cámara español.

Los ex ministros de Defensa y Asuntos Exteriores Federico Trillo y Ana Palacio, respectivamente, declararán por escrito en la causa que investiga el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz por la muerte del cámara de Telecinco José Couso, que se produjo el 8 de abril de 2003 en el Hotel Palestina de Bagdad (Iraq), informaron fuentes jurídicas.

Trillo, que es actualmente diputado del PP por la provincia de Alicante, y Palacio, que ha sido nombrada vicepresidenta del grupo nuclear francés Areva, han trasladado al titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 su deseo de acogerse al derecho de declarar por escrito, del que disfrutan debido a su condición de aforados en el momento en el que se produjeron los hechos.

Pedraz decidió el pasado 20 de mayo llamar a declarar a los dos ex ministros en calidad de testigos al objeto de "completar la información transmitida" por las autoridades de Estados Unidos sobre estos hechos, que provocaron la muerte del cámara español y de su compañero ucranio Taras Protsyuk en el transcurso de un ataque contra el Hotel Palestina, donde se encontraba alojada la prensa extranjera.

Oficio al Supremo

No obstante, antes de remitirles el cuestionario con las preguntas sobre la causa el magistrado remitirá un oficio al Tribunal Supremo para informarle de este trámite, al corresponderle a este órgano las diligencias judiciales que afectan a aforados.

Fuentes cercanas a Trillo explicaron  que el ex ministro de Defensa está "encantado" de colaborar con la Justicia para el esclarecimiento de los hechos declarando por escrito, tal y como hizo en relación con la causa que investiga el juez Fernando Grande-Marlaska en relación con las supuestas irregularidades que se produjeron en la contratación de Yakovlev-42, en el que murieron 62 militares españoles en mayo de 2003.

El Ejército norteamericano alegó, a través de un informe, que la orden de disparar desde un tanque situado en el puente Al-Jumhuriya se dio después de detectar la presencia de francotiradores en el hotel Palestina.

El juez Pedraz decidió reactivar el denominado 'caso Couso' tras la decisión adoptada el pasado día 13 de mayo por la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de revocar su orden de procesar a los tres militares estadounidenses que ocupaban el tanque desde el que se realizaron los disparos.

El magistrado también ha solicitado a Defensa que designe a dos expertos en armamento para que determinen "la capacidad destructiva del proyectil lanzado por el carro de combate" y con ello establecer si el ataque puede considerarse "proporcionado" con el objetivo de derribar a un supuesto francotirador situado en el hotel, como alegaron las autoridades estadounidenses.

Otras comparecencias

Asimismo, tiene intención de desplazarse a Iraq para realizar un reconocimiento judicial en el lugar en el que se produjeron los hechos y ampliar la declaración de los periodistas Jon Sistiaga, Olga Rodríguez y Jesús Quiñonero, que se encontraban en el Hotel Palestina en el momento del ataque.

Las diligencias se completan con la declaración, el próximo 10 de junio, de la ex sargento del Ejército estadounidense Adrienne Kinne, que declaró al programa de televisión 'Democracy Now' que el Hotel Palestina fue designado como objetivo militar.

Por último, el juez ha incorporado al sumario un artículo de investigación jurídica de Gonzalo Jar Couselo, llamado 'La muerte de José Couso, *un crímen de guerra?. Este experto acudirá como perito el mismo día que el ex sargento norteamericano.

Etiquetas