Nacional
Suscríbete

FUERTES TORMENTAS

Tres muertos por las lluvias en Córdoba

Meteorología registró más de 200 litros por metro cuadrado en localidades como Aguilar de la Frontera.

Tres muertos por las lluvias en Córdoba
Tres muertos por las lluvias en Córdoba
JUAN OLIVER K. F./EFE

El agua pilló desprevenidos a los vecinos de Córdoba, que en apenas unas horas pasaron del calor extremo a las lluvias más intensas. La fuerte tromba de agua que arrasó la zona sur de la provincia se cebó especialmente con Aguilar de la Frontera y Bujalance, donde se recogieron hasta 200 litros por metro cuadrado en cuatro horas, y provocó la muerte de tres personas y heridas a otras tres.

Las lluvias, acompañadas de tormenta, han puesto en alerta naranja (riesgo importante) a algunas zonas de Málaga, Granada y Almería, y en alerta amarilla (riesgo) a toda Andalucía y a Murcia, Badajoz, Albacete, Ciudad Real y Ceuta y Melilla, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que mantiene la alerta en la parte oriental de Andalucía, aunque ya de menor intensidad.

Las alarmas saltaron en torno a las 21.00 del lunes, cuando empezó a llover. Ni siquiera la Aemet advirtió de la intensidad de las lluvias y decretó la alerta en su web cuando las aguas eran ya torrenciales. Enseguida llegó el caos: tuberías y desagües reventados, calles inundadas con el agua alcanzando el metro y medio de altura en algunos puntos, coches arrastrados por la corriente, carreteras y vías ferroviarias cortadas. "Era como si entrase un río por la puerta", describían algunos vecinos.

La tormenta fue especialmente virulenta en la zona sur de la provincia, y los servicios de emergencias notificaron centenares de incidencias en puntos como Aguilar de la Frontera, Bujalance o Montilla, donde los bomberos no pararon de trabajar en toda la noche. Los registros de Meteorología marcan que se contabilizaron más de 200 litros por metro cuadrado en menos de tres horas, aunque algunos pluviómetros marcaron incluso 286 litros. Unas cifras "verdaderamente extraordinarias" en pleno mes de agosto para el interior de la región.

La tormenta sorprendió a Juan Luis Palacios, de 36 años, en el interior de su casa, cuando trataba de quitar unas chapas para que el agua evacuara mejor. El hombre quiso además rescatar una jaula con pájaros de su hijo que estaba colgada en una pared al fondo del patio, que se vino abajo sepultándole. Otros miembros de la familia pudieron salvarse agarrándose a las ramas de un árbol para no ser arrastrados por la corriente.

Heridos por derrumbe

En Aguilar de la Frontera se vivieron episodios similares, y casi medio centenar de familias tuvieron que ser desalojadas durante la madrugada tras inundarse sus viviendas. Dos personas de 37 y 35 años resultaban heridas al derrumbarse un muro de su vivienda, mientras que otras dos fallecían al ser arrastrado su vehículo por una riada. Fuentes de la Guardia Civil explicaron que las víctimas, J. A. U. V., de 29 años, y su tía E. P. C., de 56, viajaban en un todoterreno cuando se vieron sorprendidos por una corriente de agua que volcó el vehículo.

Un tercer pasajero, F. R. P., de 31 años e hijo de la fallecida, consiguió escapar y dar aviso a la Guardia Civil. El coche fue localizado en la madrugada de ayer con el cadáver del hombre en su interior, mientras que el cuerpo de la mujer, que salió despedido por la fuerza del agua, no pudo ser localizado hasta primera hora de la mañana de ayer a 150 metros.

También en Murcia

Por otra parte, 38 miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME) se desplazaron a Águilas (Murcia) ante las fuertes lluvias que afectaron ayer a la localidad, provocando inundaciones y arrastres de coches aparcados en ramblas al mar. En total se cortaron seis carreteras entre la zona de Lorca, Mazarrón y Águilas.

En esta última localidad, las lluvias desbordaron la rambla que desemboca en la playa de Las Delicias, inundando garajes y sótanos y causando destrozos en coches, calles, árboles y elementos del mobiliario urbano. La tormenta dejó 30 litros por metro cuadrado.

"El río entró por la puerta" en Córdoba. Un hombre observa el estado en el que quedó una nave de la localidad cordobesa de Aguilar de la Frontera después de las fuertes lluvias caídas en las últimas horas. Según los vecinos de la zona, fue "como si entrase un río por la puerta".

Coches arrastrados al mar en Murcia. Las intensas lluvias que se registraron ayer en el municipio murciano de Águilas desbordaron la rambla que desemboca en la playa de las Delicias, arrastrando coches hasta el mar, inundando garajes y sótanos y causando destrozos en calles, árboles y mobiliario urbano.

Etiquetas