Nacional
Suscríbete

ENTREVISTA

Tomas Gómez: "No tengo ningún pulso con Zapatero"

El secretario general del partido socialista de Madrid sostiene que "salga lo que salga de las primarias", el PSOE va a ganar en la comunidad "porque el partido será una piña con el vencedor".

Tomás Gómez (42 años, Enschede, Holanda) tiene como meta completar en nueve meses los 500 metros que separan la sede del PSM, en la plaza de Callao, de la presidencia de la Comunidad de Madrid, en la Puerta del Sol. Una distancia corta que requerirá, no obstante, de un esfuerzo de maratón y que sólo podrá encarar si supera una eliminatoria previa: ganar el 3 de octubre en las primarias socialistas madrileñas a la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez.

-Pregunta. ¿Qué tal lleva ser el primer dirigente socialista que le echa un pulso a Zapatero?

-Respuesta. Aquí no hay ningún pulso con Zapatero. Lo que hay es un acuerdo con la dirección federal del PSOE para que, por fin, los socialistas madrileños podamos hacer lo que reclamamos hace tiempo: decidir con un proceso de democracia interna quiénes deben encabezar las listas electorales.

-P. ¿Cómo le dijo a Zapatero que no se iba a apartar y permitir la candidatura de Jiménez?

-R. Soy absolutamente leal a mi organización y, desde luego, a Zapatero. Nunca, nunca comento mis conversaciones con él.

-P. ¿Su victoria desgastará al presidente del Gobierno?

-R. Si gana la ministra, Zapatero sale reforzado, pero si gana la candidatura que encabezo saldrá aún más reforzado. ¿Por qué? Porque este proceso es la esencia de la política y de la democracia interna. Va a salir fortalecido el partido, el secretario general y la Comunidad de Madrid.

-P. ¿Zapatero debe ser el candidato en 2012?

-R. Por supuesto que sí.

-P. ¿No tiene dudas?

-R. Cero. Ninguna.

-P. ¿Pensó en tirar la toalla cuando supo que una encuesta de la dirección del PSOE colocaba a Trinidad Jiménez a tres puntos de Esperanza Aguirre y a usted a 16?

-R. Primero, no es una decisión individual sino colectiva, un compromiso ético con la organización y con más de tres años de trabajo de miles de afiliados. Segundo, siempre intento ser coherente y cumplo la palabra que le di al partido en Madrid.

Tercero, las encuestas no deben servir para tomar decisiones. Son coyunturales y caducan. Son una foto, pero la vida es una película.

Creo en el trabajo colectivo y en los proyectos que se forjan a fuego lento durante años, como el nuestro para Madrid.

-P. Pero, según la encuesta, siete de cada diez votantes socialistas madrileños prefieren a Jiménez como candidata

-R. Las encuestas son tan cambiantes que pueden ser distinas de un día para otro. ¿Se imagina que en este país no pudiésemos votar y que el Gobierno lo ocupase quien diese mejor en las encuestas? Los socialistas madrileños ya hemos logrado una victoria. Decía Manuel Azaña que los españoles somos un pueblo que hace lo razonable después de haber intentado todo lo demás. `Ya es hora de que los socialistas madrileños hagamos las cosas de forma razonable!, porque ya hemos intentado todo las demás variantes. Que los afiliados tomen la decisión en democracia es un mensaje para la sociedad. La solución más fácil para mí desde luego no es ésta.

Pero yo no estoy aquí para hacer carrera política. No estoy aquí para ocupar un puesto y tener un coche oficial. Soy economista y cuando acabe mi ciclo político volveré a mi oficio. ¿Qué hubiesen pensado los madrileños si los socialistas no hubiésemos celebrado primarias? Es hora de dignificar la política. Yo no creo en un político profesional, creo en los valores y en los sueños.

Respeto a Lissavetzky

-P. ¿Qué pensó cuando Jaime Lissavetzky, ante usted, dijo que 'Trini' es "la mejor"?

-R. Tengo el máximo respeto personal y político a Lissavetzky, que es un importante capital político del partido, y máximo respeto a su opinión.

-P. ¿Teme el tándem que forman Jiménez y Lissavetzky ante los militantes?

-R. El tándem que va a ganar la comunidad autónoma en 2011 será el que decidan el 3 de octubre los socialistas madrileños con sus votos. Y va a ser, estoy seguro, la mejor elección.

-¿Le parece juego sucio que Jiménez compita desde su despacho de ministra?

-No hago valoración respecto a ese hecho. Cada aspirante entiende las cosas a su manera y es perfectamente respetable.

-P. Pues el PP le exije la dimisión inmediata

-R. Es que el PP no sabe lo que es la democracia interna e intenta manchar un proceso ejemplar como el nuestro, que hará despertar a la izquierda social. El año que viene va a cambiar el gobierno de la comunidad, porque Madrid, como con Enrique Tierno Galván, volverá a seducir a España. No será más un territorio hostil, de confrontación con catalanes, vascos o andaluces.

Transparencia y participación. Otro Madrid es posible.

-P. ¿Es cierto que miembros de la dirección federal del PSOE han presionado a sus partidarios?

-R. La democracia interna está en el ADN del PSOE y no tengo la menor duda de la neutralidad del aparato federal, pero lo que no quiero es que se enturbie un proceso que puede ser una oportunidad electoral.

-P. El PP asegura que sus encuestas le vuelven a dar mayoría absoluta en Madrid

-R. El PP está muy nervioso. Sabe que han sido cuatro años de desprecio a la cooperación institucional en temas tan importantes como el empleo, y de deterioro de los servicios públicos, de la dependencia y de la sanidad. Nuestro gobierno autonómico podría crear 150.000 puestos de trabajo, un tercio de los actuales desempleados. Quiero una sanidad pública de tal calidad que cuando el ciudadano más rico se ponga enfermo no dude en usarla. Quiero una plaza gratuita para todos los niños de cero a tres años y financiar en verano a los escolares para que vayan a Inglaterra, Irlanda o Estados unidos a aprender inglés y ser bilingües.

-P. Y si no gana las primarias, ¿qué va a hacer?

-R. No tengo ninguna duda de que este proyecto es el mejor para Madrid y va a ser el ganador tanto en el partido como en las elecciones para la comunidad. En todo caso, va a haber cambio de gobierno, sin duda. Salga lo que salga de las primarias, el Partido Socialista de Madrid va a ser una piña con el candidato que gane las primarias, sea el que sea.

Etiquetas