Nacional
Suscríbete

CIS-BARÓMETRO

Sube la confianza en la mejora de la economía

Se mantiene el pesimismo, pero en descenso. El 22 % de los encuestados piensan que mejorará la situación durante el próximo año.

Pese a que persiste el pesimismo respecto a la situación económica del país, el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) muestra un repunte del número de ciudadanos que confía en que la coyuntura será mejor dentro de un año, porcentaje que ha pasado del 16 al 22 por ciento en un mes.

El barómetro hecho público hoy, correspondiente al mes de julio, refleja que el 74,4 por ciento de los encuestados considera que la situación económica actual es "mala" o "muy mala", amplia mayoría que, no obstante, ha bajado casi cinco puntos respecto al sondeo anterior.

Frente al 21,8 por ciento de los españoles que cree que dentro de un año la situación económica será mejor, un 32,9 por ciento opina que se mantendrá igual y un 30,8 por ciento es más pesimista y vaticina que empeorará.

También ha mejorado ligeramente (4 puntos) la percepción de los ciudadanos sobre la situación política, aunque todavía un 65,3 por ciento cree que es "mala" o "muy mala".

Además, aún son más (27,2 por ciento) los que auguran que dentro de un año la coyuntura política será peor que quienes piensan que mejorará (12,2).

Respecto a los principales problemas que existen actualmente en el país, el paro sigue liderando la lista para el 78 por ciento de los encuestados, dos puntos más que en junio, aunque no se alcanzan las cifras récord de los primeros meses del año.

Le siguen los problemas de índole económica (51,3 por ciento, casi dos puntos menos que en el anterior barómetro) y la clase política, cuya imagen sigue deteriorándose y ya es vista como un problema por el 21,7 por ciento de los españoles (un punto más que en junio).

Sigue ocupando el cuarto puesto entre las preocupaciones de los españoles la inmigración (citada por el 12,4 por ciento de los encuestados), por delante de la inseguridad ciudadana, que sube casi un punto para situarse en el 8,1 por ciento, y de la vivienda (6,7), que vuelve al sexto puesto que no ocupaba desde enero.

El Gobierno, los políticos y los partidos aparecen en séptimo lugar (6,4 por ciento) y el terrorismo sigue bajando hasta cifras desconocidas y sólo es citado por el 5,5 por ciento de los encuestados como un problema.

Cuando se pregunta a los encuestados por el problema que personalmente le afecta más, por segundo mes consecutivo las preocupaciones de índole económica (43,3 por ciento) desplazan al paro (40,9) del primer puesto.

En tercer lugar vuelven a situarse las pensiones, con un 8,1 por ciento, seguidas de la vivienda (6,8 por ciento), la clase política y los partidos (6,5) y los problemas relacionados con la calidad del empleo (6,4).

El CIS ha preguntado también por la situación económica personal del entrevistado, que es calificada como "regular" por el 51,5 por ciento, de "buena" o "muy buena" por el 26,2 por ciento y de "mala" o "muy mala" por el 22 por ciento.

Etiquetas