Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

TRÁFICO

El peor conductor: soltero, con estudios medios, que supera la tasa de alcohol

La mayoría de los conductores que hacen un curso de sensibilización y reeducación vial para recuperar puntos del carné de conducir son hombres de entre 26 y 40 años, con un nivel de estudios medio y solteros o sin pareja, que son los que cometen más infracciones por superar la tasa del alcohol.

Ese es el perfil dominante entre los asistentes a estos cursos para recuperar parcialmente los puntos o el permiso, algunos de ellos tras ser condenados por sentencia judicial, según el estudio elaborado por el Instituto Universitario de Tráfico y Seguridad Vial (INTRAS) y la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE).

Son en su mayoría hombres, el 93 por ciento, un dato que llama la atención teniendo en cuenta que el 42 por ciento de los conductores que hay en España son mujeres.

Se trata del primer informe sobre el sistema formativo del permiso por puntos y de él se desprende, según ha señalado el catedrático Luis Montoro en rueda de prensa, que el 75 por ciento de los conductores que han perdido puntos hubiesen evitado sus infracciones con un curso de sensibilización y reeducación vial.

Más del 90 por ciento de los alumnos que han pasado por estos cursos, de entre 12 y 24 horas de duración, dependiendo de si es para una recuperación parcial o total de créditos, reconocen estar más concienciados sobre la importancia de la seguridad vial y asegura que adoptará comportamientos más seguros en la conducción.

En estos cursos que pagan los infractores con entre 186,40 y 351,80 euros, atendiendo a si es recuperación parcial o total, intervienen profesores de autoescuela, psicólogos y las víctimas de accidentes de tráfico, como Mar Cogollos, directora de la Asociación para el Estudio de la Lesión Medular Espinal (AESLEME).

Cogollos ha elogiado estos cursos de reeducación vial del carné por puntos, un permiso que también ha valorado Montoro, ya que, según algunos estudios, ha salvado unas cincuenta vidas al mes.

Cogollos ha incidido en la importancia de la formación y ha considerado necesario que se realicen estos cursos desde el principio, antes de ponerse al volante, o cada cierto tiempo para reciclarse.

De momento los que lo van a realizar este año son unos 60.000 conductores, según cálculos del presidente de CNAE, la adjudicataria de estos cursos en todo el Estado, salvo en Cataluña, que tiene transferida la competencia en esta materia.

Una cifra que contrasta con la del número de conductores infractores que no tiene el carné: el 22 de septiembre eran casi 98.000 los que lo habían perdido, según Montoro, el director de este estudio realizado a partir de 2.613 entrevistas a asistentes a estos cursos.

Los solteros o sin pareja y con estudios medios son los que pierden más puntos, son el 56 por ciento de los asistentes, y lo hacen sobre todo por alcohol, pero los casados (un 44 por ciento) y también los que cuentan con mayor nivel de formación lo hacen por el uso del móvil y por exceder los límites de velocidad.

Los que tienen un nivel de estudios más bajo pierden puntos en su mayoría por no usar el cinturón y el casco.

Sólo el 13 por ciento de los alumnos son conductores profesionales, que restan créditos en la mayoría de los casos por usar el móvil y no utilizar el cinturón de seguridad.

En general, las infracciones más frecuentes por el conjunto de los alumnos, que valoran la mayor parte la formación impartida, son superar la velocidad y sobrepasar la tasa de alcohol permitida.

Etiquetas