Nacional
Suscríbete por 1€

TRÁFICO

Sin luces, pero con puntos

La nueva legislación penaliza a los conductores que circulen de noche sin la iluminación adecuada, pero no implica el descuento de puntos, como hasta ahora.

La nueva ley de Tráfico, aprobada hace una semana en el Congreso, trae consigo una importante reforma del sistema sancionador por pérdida de puntos. Entre estas modificaciones, los diputados aprobaron no penalizar por circular sin las luces adecuadas cuando sea obligatorio. Con la anterior reglamentación, esta infracción suponía una multa económica y el descuento de dos puntos. Ahora solo ha quedado el castigo con euros. Una postura rechazada por el Real Automóvil Club de España (RACE), que se mostró sorprendido porque no se haya incorporado ningún supuesto en el que sí se podía sancionar con puntos.

 

No es lo mismo, según argumentó el director de Seguridad Vial del RACE, Tomás Santa Cecilia, ir sin luces de noche que quedarse sin un faro trasero. "No restar puntos por ir sin el alumbrado apropiado me parece un error", señaló el representante del club automovilista, quien consideró que un buen sistema de iluminación es fundamental para evitar un accidente. El RACE, junto a Bosch, presentó un informe en el que destacaba que el 42% de los accidentes en carretera y zona urbana y el 42% de los muertos se producen en condiciones de baja luminosidad.

 

Además, casi la mitad de los siniestros se produjeron por una salida de la vía, un hecho que delata la falta de concentración (en su mayoría por cansancio) de los conductores. Otro hecho que delata la importancia de tener una buena iluminación en el vehículo es que el 56% de los atropellos se producen de noche. "Parece una contradicción, ya que es cuando menos personas hay en las aceras y en los andenes", comentó Antonio Lucas, coordinador de Seguridad Vial.

 

El informe se realizó con las contestaciones de más de 3.500 conductores. Seis de cada diez confesó que solo cambiaba las lámparas fundidas, cuando lo recomendable es hacerlo cada 40.000 kilómetros y sustituyendo la pareja. Un porcentaje mínimo (el 9%) confiesa que sí revisa los faros entre los 20.000 y los 40.000 kilómetros; mientras que un 24% confía la revisión a un taller especializado.

Operación compleja

Este número de personas va en aumento debido a la complejidad de cambiar una bombilla en los coches nuevos y a la implantación, poco a poco, de los faros de xenon. En cuanto al mantenimiento de otros apartados, cuatro de cada diez conductores confesó que ha circulado con las escobillas en mal estado. Para los usuarios, lo más sencillo en cuanto al mantenimiento es el rellenado de niveles.

 

Estos descuidos de los conductores también se reflejan a la hora de pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). El 22,4% de los coches que son rechazados por incumplir con la normativa se debe a que tiene algún faro o todos dañados. Este hecho representa el segundo motivo de rechazo (por detrás de las emisiones) y encabeza los problemas en los sistemas de seguridad.

 

Por este motivo, Santa Cecilia consideró que al conductor español le falta tener más formación sobre seguridad vial. De esta manera, puso como ejemplo a los conductores alemanes, que vigilan y controlan más sus vehículos cuando van a realizar largos viajes.

 

Por otro lado, el director general de Tráfico, Pere Navarro, afirmó ayer que los radares que tiene la DGT en la carretera solo multan cuando se cometen "excesos significativos" de velocidad, y no ante infracciones "insignificantes" porque, en estos casos, "no vale la pena" imponer una sanción al conductor. Asimismo, insistió en que a la hora de imponer una sanción se tiene en cuenta el margen de error que puede cometer el radar, que dependiendo de la antigüedad del modelo puede ser del 10% o menos.

Etiquetas