Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

PARADA MILITAR EN MADRID

Silbidos y abucheos contra Rodríguez Zapatero en el desfile del Día Nacional

Los Reyes, Don Juan Carlos y Doña Sofía, llegaron hoy a las 10.30, acompañados por los Príncipes de Asturias, a la madrileña plaza de Lima para presidir el desfile con motivo de la Fiesta Nacional, en el que participarán más de 4.200 militares, 209 vehículos y 58 aeronaves.

La llegada de los Reyes vino precedida por la vicepresidenta primera del Ejecutivo, María Teresa Fernández de la Vega, que fue recibida con silbidos y abucheos procedentes de las dos gradas de público situadas en las inmediaciones de las tribunas de autoridades e invitados.

Por cuarto año consecutivo, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, volvió a ser recibido con silbidos y abucheos desde las mismas gradas que increparon a De la Vega cuando accedió a la Plaza de Lima para recibir con el resto de autoridades a los monarcas.

Asisten al desfile 14 de los 17 ministros del Ejecutivo presidido por Zapatero y diez presidentes autonómicos, incluidos los presidentes de Ceuta y Melilla, Juan Jesús Vivas y Juan José Imbroda. Junto a ellos, también se encuentra el consejero de Interior vasco, Rodolfo Ares.

Los Reyes y los Príncipes, acompañados por los Duques de Palma y la Duquesa de Lugo, saludaron a su llegada al jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, a la ministra de Defensa, Carme Chacón, a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y al alcalde de la capital, Alberto Ruiz Gallardón.

Tras el saludo, el Rey, ataviado con el uniforme de capitán general del Ejército de Tierra, recibió honores de un batallón de la Guardia Real y pasó revista a la fuerza antes de situarse con el resto de la Familia Real y el Gobierno en pleno en la tribuna de autoridades.

Los actos comenzaron con el izado de la bandera nacional, que fue llevaba hasta la céntrica plaza madrileña por un equipo de la Patrulla Acrobática Paracaidista del Ejército del Aire que se lanzó desde el aire desde un avión C-212 de la fuerza aérea. La llegada de la enseña dio paso al homenaje a los que dieron su vida por España.

Etiquetas