Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

VIOLENCIA DE GÉNERO

Setenta mujeres han muerto en lo que va de año

El último caso se produjo ayer en un municipio barcelonés, donde un hombre mató a su compañera sentimental.

Un familiar muestra la foto de Rosa, la mujer asesinada ayer presuntamente por su marido.
Setenta mujeres han muerto en lo que va de año
A. GARCIA/EFE

Un hombre de 35 años, sin ninguna denuncia previa por malos tratos, mató ayer a su compañera sentimental, de 43, en Santa María de Palautordera (Barcelona), en un nuevo caso de violencia machista que eleva a setenta las víctimas mortales a manos de sus parejas este año en España. Solo en diciembre, ya han fallecido cinco mujeres.

El homicida, Francisco L. C., de nacionalidad española al igual que la víctima, se presentó hacia las seis de la mañana en las dependencias de la policía local de Sant Celoni (Barcelona), donde reconoció haber cometido el crimen.

Tras esta confesión, los agentes se desplazaron a la vivienda de la pareja, situada en el número 17 de la calle de Campins de Santa Maria de Palautordera, donde encontraron el cadáver de la mujer. La víctima no presentaba heridas visibles ni de arma blanca o de fuego, por lo que una de las hipótesis que barajan los investigadores es que haya fallecido por asfixia, según fuentes cercanas al caso.

Como ocurre en la mayoría de casos de violencia machista, la víctima no había denunciado previamente a su agresor, con quien mantenía una relación sentimental desde hace seis años. Tras entregarse a la policía, el asesino confeso fue trasladado a un centro hospitalario -donde permaneció custodiado por los Mossos-, ya que tras cometer el crimen se autolesionó, en lo que parece ser un intento de suicidio.

Según los familiares de la víctima, el hombre no había maltratado a su pareja hasta ahora, aunque sí protagonizaba ataques de ira en los que destrozaba enseres domésticos. Así, Mercedes Sánchez, prima de la víctima, declaró que "a pesar de tener un carácter violento, nunca le había puesto la mano encima". "En una ocasión rompió el televisor y en otra el aparato del aire acondicionado, pero a ella nunca le pegó", indicó.

Una relación conflictiva

Según la prima de la víctima, la pareja tenía una relación sentimental desde hacía seis años, que calificó de conflictiva, pues se habían separado en varias ocasiones debido a que Francisco L. C. era una persona "muy celosa".

Por su parte, varios vecinos de la calle donde vivía la pareja coincidieron en calificar al homicida como una persona muy introvertida y que nunca hablaba con nadie.

El juzgado de violencia doméstica de Granollers (Barcelona) decretó el secreto del sumario.

En lo que va de año, en Cataluña han fallecido 12 mujeres a manos de sus parejas o ex parejas, frente a las diez del año anterior. Solo cuatro habían presentado una denuncia previa. A nivel nacional, los números son también llamativos: 70 mujeres han muerto en actos de violencia doméstica, una cifra solo superada -desde que se elaboran estadísticas- a estas alturas por la registrada en 2007.

Etiquetas