Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

PATRIMONIO

Salamanca califica de "clandestina y vergonzosa" la salida de otra parte del archivo hacia Cataluña

Llegan las siete cajas de legajos tras estar 608 días en Madrid pendientes de resolver "dudas" sobre su propiedad.

Los últimos "papeles de Salamanca" llegaban al Archivo Nacional de Cataluña. Las siete cajas, que formaban parte de la primera remesa de documentación de la Generalitat que fue retornada en diciembre de 2006, quedaron en Madrid pendientes, según el Ministerio de Cultura, de resolver "dudas" sobre su propiedad.

Desde el Archivo Nacional de Cataluña, Josep Maria Carreté, director general de Patrimonio Cultural, mostraba su satisfacción por un proceso que, según él,  "cerrará una herida histórica". La segunda fase corresponderá a los documentos de los partidos políticos y los últimos en volver serán los de los particulares.

Cuando se inició hace 19 meses el retorno de los documentos sustraídos a la Generalitat durante la Guerra Civil, siete cajas quedaron en Madrid y no viajaron con el resto a Cataluña. El Ministerio de Cultura argumentó que existían dudas sobre la propiedad de dichos documentos.

Una vez aclaradas, en la reunión de la Comisión Mixta Estado-Generalitat del 11 de julio se acordó que los papeles serían retornados "inmediatamente". La reunión que mantuvieron el consejeror de Cultura, Joan Manuel Tresserras, y el ministro de Cultura, César Antonio Molina, permitió reactivar el proceso que cristalizaba con la devolución.

La misma Comisión también decidió continuar con la digitalización de los documentos de los partidos políticos y de los particulares -2 millones en total-, requisito indispensable impuesto desde Madrid, que permitirá dejar una copia fidedigna a Salamanca.

Según ha informado el Departamento de Cultura, el retorno de esta documentación se produce de acuerdo con la Ley 21/2005, de 17 de noviembre, que señala que el Estado debe restituir a la Generalitat de Cataluña la documentación confiscada durante la Guerra Civil que permanecía en el Archivo General de la Guerra Civil de Salamanca. 

Protestas de Salamanca

El Ayuntamiento de Salamanca calificaba de "vergonzosa y clandestina" la salida de siete nuevas cajas del Archivo de la Guerra Civil hacia Cataluña, que era realizada en un coche del Ministerio de Cultura sin ningún distintivo y sin cumplir la ordenanza municipal de carga y descarga.

El portavoz del Ayuntamiento, Fernando Rodríguez, también denunciaba que la salida de las cajas incumplía la Ley de Archivos de Castilla y León, según la cual el Gobierno debe comunicar obligatoriamente y con carácter previo cualquier movimiento de fondos que afecte a un archivo de la Comunidad.

Rodríguez denunciaba que el coche del parque móvil estatal aparcó irregularmente frente al Archivo y minutos después los agentes de seguridad privada del Centro de la Memoria introducían las siete cajas en el vehículo para su traslado a Madrid.

El Ayuntamiento de Salamanca calificaba de "manifiesta mala Fe" del Gobierno el realizar el traslado antes del comienzo del mes de agosto, que es inhábil a efectos judiciales.

Rodríguez reiteraba que el Consistorio salmantino presentará un recurso ante la Audiencia Nacional, en el que insistirá en que el contenido de esas cajas incluye documentos judiciales, que "nunca pertenecieron a la Generalitat" y que, por ese mismo motivo, su devolución no está amparada por la ley.

El Ayuntamiento iniciará un expediente sancionador contra el Ministerio de Cultura por haber vulnerado la ordenanza de carga y descarga.

Etiquetas