Despliega el menú
Nacional

PAÍS VASCO

Rubalcaba y López desautorizan a Eguiguren

Madrid y Vitoria desautorizan la propuesta del presidente del PSE de buscar una salida política al colectivo aberzale.

El lendakari conversa con el consejero de Interior, Rodolfo Ares, ayer en la Cámara Vasca.
Rubalcaba y López desautorizan a Eguiguren
ADRIÁN RUIZ DE HIERRO/EFE

Los Gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero y Patxi López desoyeron los planteamientos del presidente de los socialistas vascos, Jesús Eguiguren, de buscar una salida política a Batasuna que permita a la formación ilegalizada incorporarse al juego democrático y alejarse de ETA. El lendakari sostuvo que las palabras de su compañero no son más que unas "reflexiones personales" y dejó claro que es él quien fija la política antiterrorista del Gobierno vasco, basada en la lucha contra ETA sin cesiones y en mantener la "puerta cerrada" de las instituciones a Batasuna mientras no se distancie de la violencia.

Eguiguren ha remitido un documento al presidente del Gobierno vasco en el que defiende la conveniencia de "incentivar" la apuesta de la izquierda aberzale por las vías políticas y la posibilidad de impulsar su legalización y la reinserción de los presos de ETA. El presidente del PSE sostiene en su escrito que su partido y el PP deberían facilitar ese tránsito a Batasuna. Sin embargo, López puso los puntos sobre las 'íes' en un pleno del Parlamento vasco en el que el autor de la propuesta observó desde su escaño que su planteamiento caía, por ahora, en saco roto.

El lendakari fue tajante y advirtió que su Gobierno no ofrecerá "una pista de aterrizaje" a la izquierda aberzale para recuperar su legalidad mientras no se desvincule de ETA. "Son ellos en exclusiva los que tienen que dar los pasos; que no esperen que los demócratas les resolvamos sus problemas", señaló rotundo el jefe del Ejecutivo vasco. Tras afirmar que "la paz y la libertad no tienen precio político", López destacó que solo espera de Batasuna hechos, y no "palabras ni espíritus ni declaraciones" de buenas intenciones a favor de las vías políticas.

El lendakari calificó, además, de "barbaridad atroz" las afirmaciones del histórico dirigente de la izquierda aberzale Tasio Erkizia -quien defendió esta semana que "hay más razones que nunca para la lucha armada"- y reivindicó que las mejores "herramientas" del Estado de Derecho contra ETA y su entorno son defender la democracia, dotar de medios a la Ertzaintza y mejorar su coordinación con el resto de fuerzas de seguridad del Estado para que sean más eficaces.

Desautorización expresa

El PP, socio preferente de López, no quedó satisfecho con la respuesta del lendakari, al que pidió que "desautorice con hechos" las "enésimas" reflexiones "irresponsables" de Eguiguren. El número dos del PP vasco, Iñaki Oyarzábal, advirtió que "ya no valen las palabras de desmarque ni el reparto de papeles dentro del PSE" y recordó a López que el apoyo que brinda su partido al Gobierno de Vitoria es "para derrotar a ETA en todos los frentes". Un objetivo, en su opinión, incompatible con las tesis de Eguiguren "porque resucitan las expectativas" de los terroristas.

Oyarzábal avisó al PSE de que si se suma a la hoja de ruta que sugiere su presidente tendrá al PP "enfrente" y rechazó que se mantengan "contactos" con la izquierda aberzale, que se abran resquicios para que "cuele" en las próximas elecciones y que se produzcan "movimientos de presos".

No fue el único rapapolvo que recibió el presidente de los socialistas vascos. El ministro del Interior sostuvo que está "profundamente equivocado", pues aunque Eguiguren suele tener "buenas ideas esta de hoy no es buena". Alfredo Pérez Rubalcaba garantizó que el Gobierno "no va a ir" por donde propone el presidente del PSE y va a "mantener" la política antiterrorista que ha desarrollado en los últimos años. Batasuna, explicó el ministro una vez más, tiene "dos opciones": convencer a ETA de que deje las armas y abandone para siempre la violencia o "rompe fehacientemente" con la organización terrorista. "No hay -subrayó- ninguna otra" opción.

Eguiguren encontró más comprensión fuera de su partido. El portavoz del PNV en la cámara vasca, Joseba Egibar, consideró que López, en particular, debería ser más flexible, y los socialistas, en general, deben de aclararse. Denunció que no se puede jugar con las ilegalizaciones de partidos en función de "diseños políticos" y recordó que el PNV defiende el "final dialogado de ETA", puesto que existe un "conflicto político" por resolver. Reclamó asimismo al lendakari que "ajuste" su estrategia respecto a ETA y la izquierda aberzale "al nuevo escenario que puede abrirse después del verano", sin dar más pistas sobre lo que puede pasar a partir de septiembre.

Etiquetas