Nacional
Suscríbete

ELECCIONES 20-N

Rubalcaba admite que el impuesto de patrimonio está "mal formulado"

El candidato socialista indica que la medida del Gobierno está mla formulada y propone que se estudien otras medidas para gravar a las clases más altas.

Rubalcaba, en el foro 'Educación para el empleo'
Rubalcaba anuncia créditos para crear empresas
EFE

El Impuesto de Patrimonio está "mal formulado" y "ha habido fórmulas fiscales para salir del impuesto". Así lo ha reconocido el candidato del PSOE a las elecciones generales del 20 de noviembre, Alfredo Pérez Rubalcaba, que además ha adelantado que incluirá en su programa sustituirlo por otro tributo que afectará directamente a las grandes fortunas cuando finalice su vigencia en 2013. La recuperación del Impuesto de Patrimonio, que se votará este jueves en el Pleno del Congreso, no será respaldada por los grupos parlamentarios de PP y CiU, que no han precisado si votarán en contra u optarán por la abstención en un debate que ven marcado por "razones electorales".

En declaraciones a Punto Radio, el candidato socialista se ha mostrado convencido de que "prácticamente todos" los grupos políticos estarán de acuerdo con este nuevo impuesto que pretende implantar, en caso de ganar los comicios generales.

De este modo, Rubalcaba defendió que el Gobierno ya ha dado pasos durante la legislatura para evitar la impunidad fiscal de los más ricos, subiendo la tributación de las Sicav, en las que se refugian algunas de estas fortunas, del 18% al 21%.

Asimismo, recalcó que con la aprobación de los nuevos límites de exención -patrimonio de 700.000 euros y un mínimo exento de 300.000 euros para viviendas habituales- "se ha quitado el carácter de presión sobre la clase media". A ello añadió que cuando se suprimió el impuesto en 2007 lo pagaban un millón de contribuyentes y que una vez repuesto afectará a tan solo 160.000 personas.

No resuelve problemas por sí solos

No obstante, Rubalcaba negó que haya planteado que con la recuperación del Impuesto de Patrimonio se podrán crear 300.000 empleos. Según dijo, tan solo realizó una serie de cálculos para retratar la "magnitud" de los 1.081 millones de euros anuales que el Gobierno prevé ingresas con la recuperación del impuesto.

Por ello reiteró que dicha cantidad permitiría, por ejemplo, contratar a 25.000 profesores, aunque quiso insistir en que "Patrimonio no es un impuesto que vaya a resolver los problemas por sí solos".

Siguiendo con las cifras, Rubalcaba señaló que en lo que va de año se han recaudado en la lucha contra el fraude unas cinco veces más que lo que se prevé ingresar por patrimonio, más de 5.000 millones de euros. Estos datos motivaron que viera en este campo una oportunidad para lograr mayor liquidez para el Estado.

Así, consideró que España necesita "dar un paso más" y crear "una sola agencia donde estén juntos la AEAT, la Seguridad Social y las Fuerzas de Seguridad del Estado", que recaude más y amplíe la base fiscal. "Tenemos capacidad de recaudar más dinero y yo digo que eso funciona", añadió.

Sin apoyo de PP y CiU

Por otro lado, tanto PP como CiU han adelantado ya que no respaldarán la recuperación del Impuesto de Patrimonio que se votará este jueves el Pleno del Congreso. A pesar de que no han precisado si votarán en contra u optarán por la abstención, han considerado que este debate está marcado por "razones electorales" y diseñado por Rubalcaba.

En rueda de prensa tras la Junta de Portavoces de la Cámara Baja, la portavoz parlamentaria del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, ha sido preguntada en varias ocasiones por el sentido concreto del voto, pero se ha 'zafado' replicando que quienes deben aclarar su postura son los socialistas y en especial el propio Rubalcaba. Así les ha reprochado las "contradicciones" en el sendo del Gobierno, que hace tres años suspendió el tributo por "ineficaz, absurdo y obsoleto".

En cualquier caso, ha recalcado el carácter de "improvisación" de la medida y ha asegurado que la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, deberá explicarlo "muy bien" durante el debate de este jueves.

Por su parte, el presidente y candidato de CiU a las

elecciones generales, Duran i Lleida, ha remarcado que está "conceptualmente en contra" de la recuperación de un tributo que, a su juicio, penaliza al ahorro y ha abogado por una reforma fiscal "más equitativa".

No obstante, ha señalado que no descarta la abstención porque esta medida se enmarca en medio de un debate acerca de la contribución de las rentas altas a la salida de la crisis bajo el principio de que "quien más tiene, debe pagar más". "Esto es una segunda variable que tendremos que tener en cuenta", añadió.

Sin embargo, según explicó la vicepresidenta económica, Elena Salgado, si la Comunidad de Madrid repusiera el Impuesto de Patrimonio tal y como lo ha aprobado el Gobierno, recaudaría unos 400 millones de euros en 2012, cinco veces más que el ahorro que va a conseguir con los recortes en Educación. "Le bastaría con poner este impuesto tal y como dice la norma y no tendría que hacer esos ajustes", señaló Salgado en declaraciones a Antena 3.

En este sentido, negó que el Impuesto de Patrimonio vaya a gravar a las clases medias, ya que, según recordó, el 75% de los contribuyentes declara menos de 24.000 euros al año y el mínimo exento se ha situado en 700.000 euros, pero también admitió que no se trata de un "verdadero impuesto" sobre la riqueza.

IU e ICV, un respaldo "insatisfecho"

Pese al rechazo de PP y CiU ante la recuperación de este tributo, el PSOE cuenta con el apoyo "crítico" por parte de las minorías de izquierda como Izquierda Unida (IU) e ICV, que han anunciado que darán un "respaldo con insatisfacción" al decreto del Gobierno porque aunque "quieren lo más, no van a rechazar lo menos". Así lo han indicado en rueda de prensa el diputado de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares, y la representante de ICV, Nuria Buenaventura.

En opinión de Llamazares, este decreto se trata de una "nueva ocurrencia y señuelo" del candidato de Rubalcaba y se trata de un tributo sobre los "hiperpatrimonios". Por ello ha adelantado que no van a "hacer el juego" al candidato socialista si este pretende aprovechar este debate para postularse como la "izquierda real" en materia fiscal.

Sobre este mismo tema se ha pronunciado también este martes el secretario general de UGT, Cándido Méndez, que ha considerado necesario hacer "una reconsideración general" del sistema tributario español para mejorar la capacidad de recaudación y aumentar la progresividad fiscal, de modo que "sea verdad, en todos los impuestos, que quien más tiene, más paga".

En un encuentro en Alicante, Méndez ha subrayado la "enorme trascendencia" que tiene el debate sobre el actual sistema fiscal, y ha rechazado aquellas posturas que propugnan la rebaja del déficit y de los impuestos al tiempo que se mantiene el Estado de Bienestar. "Eso es una fantasía imposible, esa ecuación no cuadra, la bajada del déficit y de los impuestos trae un recorte del Estado del Bienestar", ha asegurado.

Un impuesto electoralista

Para el presidente del Gobierno balear, José Ramón Bauzá, la reactivación del Impuesto sobre Patrimonio se trata de una medida "absolutamente electoralista", por lo que se ha mostrado totalmente contrario a ella.

Durante la primera sesión plenaria de la nueva legislatura, Bauzá ha recordado las palabras del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien calificó de "injusto, inútil y obsoleto" este impuesto. De este modo, le ha pedido a la socialista una valoración sobre el cambio de opinión del líder del Ejecutivo central.

En el caso de la Generalitat de Cataluña, el secretario general de Presidencia y portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs,

ha aplazado su decisión sobre si recuperará el Impuesto de Patrimonio.

"Aunque esto se apruebe esta semana es bastante probable que lo desmonte el PP dentro de dos días", ha señalado este martes en rueda de prensa, al tiempo que ha reclamado seriedad a PSOE y PP.

Etiquetas