Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

REUNIÓN IGLESIA-ESTADO

Rouco Varela, molesto por el modo en que fue convocado a la Moncloa

Zapatero pidió al cardenal que responda al Gobierno con el "mismo respeto" que le ofrece y el presidente de la CEE pidió flexibilidad en la aplicación de Educación para la Ciudadanía, a lo que el jefe del Ejecutivo respondió: "la ley es la ley".

El cardenal arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Antonio María Rouco Varela, se mostró molesto por el modo en que fue convocado a Moncloa para entrevistarse con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, según informaron fuentes eclesiales.

Las mismas fuentes explicaron que el presidente del Episcopado esperaba, desde la victoria del PSOE en las elecciones del 9 de marzo, un encuentro con Zapatero. Sin embargo, el Gobierno convocó a Rouco justo antes de iniciar sus vacaciones, cuando pensaba que ya no se celebraría hasta septiembre.

Por su parte, fuentes gubernamentales se mostraron muy sorprendidos por este malestar y consideran que se ha dado un trato preferente a la jerarquía católica frente a otros actores sociales.

Alrededor de una hora duró el "respetuoso" encuentro, en el que Zapatero pidió al cardenal el mismo trato que le ofrece su Gobierno y que se basa en el "respeto y la lealtad" hacia la institución que representa. Durante la reunión se trató el tema de la asignatura obligatoria, Educación para la Ciudanía (EpC), ya que Rouco Varela pidió al presidente flexibilidad a la hora de su aplicación. Ante esta petición Zapatero fue claro: "la ley es la ley".

Fue la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, la encargada de explicar ante los medios de comunicación, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, cómo se había desarrollado la reunión llevada a cabo en La Moncloa y en la que, reconoció, hubo temas en los que no se llegó a ningún acuerdo, aunque todos ellos se trataron "desde el respeto". Así, Zapatero solicitó a Rouco "el mismo respeto" que el Gobierno ofrece a la Iglesia.

"El presidente le ha reiterado a monseñor Rouco Varela que cuenta con el respeto del Gobierno porque representa a millones de fieles y le ha pedido el mismo respeto", dijo. Por su parte, la CEE contestó mediante un comunicado que la Iglesia siempre ha promovido el respeto a la legítima autoridad del Estado.

Para De la Vega, este encuentro era "obligado y normal" tras la elección de Rouco como presidente de la CEE, así como la reelección de Zapatero, por lo que enmarcó el acto dentro de la "obligada cortesía internacional". Además, destacó que el presidente del Gobierno agradeció a la Iglesia "la generosa labor social de las miles de personas que trabajan en su seno", un trabajo que consideró "encomiable", sobre todo, porque se realizan en situaciones "de verdadera precariedad". También ofreció al arzobispo de Madrid "el apoyo necesario" para que la Jornada Mundial de la Juventud de 2011, a la que acude el papa y que se celebra en la capital, sea "todo un éxito".

La preocupación de Rouco

Pero no todo han sido buenos propósitos y, según reconoció De la Vega, hubo temas en los que no se llegó a un consenso. Uno de estos temas fue la Educación para la Ciudadanía, que trataron debido a la "preocupación" que Rouco Varela aseguró sentir respecto a esta asignatura.

Al respecto, el presidente de Conferencia Episcopal pidió a Zapatero flexibilidad en la aplicación de esta norma en las escuelas, una solicitud a la que el jefe del Ejecutivo contestó: "la ley es la ley". Así, le recordó que la posición del gobierno es que Educación para la Ciudadanía está pactada con la Federación Española de Religiosos de Enseñanza (FERE) y que existe en otros países.

Etiquetas