Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

SUBIDA IMPOSITIVA

Rodríguez Zapatero se queda solo defendiendo las subidas de impuestos

Unánime rechazo a su tesis por parte de la oposición, los sindicatos y los empresariosUGT y CC. OO. reclaman una profunda reforma fiscal para que aporten más los ricos.

Por más que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, defendiera ayer que la subida de impuestos aprobada por el Gobierno el pasado sábado en el proyecto de los Presupuestos Generales del Espado va a afectar sobre todo "a las personas que tienen más riqueza", tanto la oposición como los sindicatos mayoritarios y las organizaciones empresariales reiteraron que los incrementos afectarán a todos, y en especial a las rentas medias y bajas.

 

Rodríguez Zapatero defendió ayer, en una entrevista en la Ser, la subida de impuestos que ha impulsado porque, según dijo, "es un esfuerzo asumible" y porque "la responsabilidad de un gobernante es hacer las cosas pensando en el futuro". Justificó que se vaya a gravar más a las rentas de capital "porque es donde está la gente que tiene dinero y una riqueza notable". El presidente, quien dijo que lo peor de la crisis ya ha pasado, defendió la subida de impuestos como un ejercicio de solidaridad ante la crisis y una fórmula para contener el aumento del déficit y no seguir hipotecando el futuro. "España tiene una presión fiscal baja, por lo tanto se puede hacer un esfuerzo", afirmó.

 

Pero estas tesis y los Presupuestos Generales del Estado previstos para 2010 siguieron cosechando ayer críticas de los partidos, asociaciones y analistas consultados, ya que opinan que la subida de impuestos que incluyen estas cuentas afectará a toda la ciudadanía y no solo a las rentas más altas, como defiende el Gobierno. Según Comisiones Obreras, por ejemplo, ocurrirá lo contrario. Para el sindicato mayoritario en España, la subida de impuestos afectará a las rentas del trabajo y, en particular, a las más bajas, debido al impacto que tendrán la eliminación de la deducción de 400 euros en el IRPF y el aumento del IVA general y reducido.

"Donde dije digo..."

También el secretario general de UGT, Cándido Méndez, criticó que más del 60% de la nueva presión fiscal que supondrá la subida recaerá sobre las rentas medias. Tanto CC.OO. como UGT abogaron por abandonar los parches y las medidas aisladas que presenta el Gobierno y reclamaron una profunda reforma del sistema fiscal que cumpla el principio "progresista" de que aporten más los ricos y menos los pobres.

 

El líder del PP, Mariano Rajoy, insistió en que no se puede salir de la recesión subiendo impuestos y abogó por una rebaja "selectiva" para pymes y autónomos. En declaraciones a Punto Radio, puso el acento en la necesidad del ahorro público y recordó que en el discurso de investidura, Zapatero "prometió" que no iba a subir los impuestos "y de repente en agosto nos encontramos con que 'donde dije digo, digo Diego".

 

Desde la patronal, el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, aseguró que "no es el momento para subir los impuestos" y lamentó que se haya perdido la oportunidad de bajar en cinco puntos el impuesto de Sociedades no solo a las pymes, sino a todas las empresas, vinculándolo a la reinversión de beneficios, lo más apropiado para crear empleo.

 

Por su parte, la Federación Española de Familias Numerosas consideró que con la subida tributaria "se vuelve a castigar a las familias con más hijos", sobre todo en lo que se refiere al IVA.

 

Sobre el impuesto que grava el consumo también centró su análisis la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos al apuntar que el aumento de un punto en el IVA reducido es un "error innecesario" que afectará negativamente al turismo, a la hostelería y al transporte.

 

Además de estos sectores, el comercio también ve peligrar su actividad, y la Confederación Española de Empresarios de Comercio Minorista, Autónomos y de Servicios cree que la subida del IVA anunciada por el Gobierno "tambaleará" las bases de los pequeños y medianos comercios.

Fin del petróleo barato

Y en medio del polémico anuncio de la subida generalizada de impuestos, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) recomienda a España elevar la fiscalidad de gasolinas y gasóleos de automoción para reducir el consumo de derivados del crudo y rebajar las emisiones de CO2.

 

Nobuo Tanaka, director general, presentó al ministro de Industria el informe que este organismo ha elaborado sobre la política energética nacional, y sugirió que ese incremento tenga "neutralidad recaudatoria", es decir, que no suponga una nueva carga para el bolsillo de los contribuyentes. Los tiempos del petróleo barato han terminado para siempre, y los consumidores deben hacerse a esta idea, aseveró. El informe de la AIE recomienda eliminar las subvenciones al carbón, mientras justifica las ayudas a las energías renovables como estímulo a unas tecnologías que están en pleno desarrollo.

Etiquetas