Despliega el menú
Nacional

NUEVA LEGISLATURA

Resolver la gestión del agua sin disputas territoriales, reto del nuevo Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino

Resolver la gestión del agua sin disputas territoriales será uno de los principales retos del nuevo Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, que deberá hacer frente de manera inmediata a la sequía que sufre Cataluña, en cuyos embalses solo hay reservas hasta octubre si continúa sin llover.

El nuevo departamento, al frente del cual estará Elena Espinosa y que asume las competencias de los Ministerios de Agricultura, Pesca y Alimentación y de Medio Ambiente, tendrá también entre sus retos importantes el desafío del cambio climático.

Una gestión integral del agua "para asegurar el abastecimiento y la depuración en todas las comunidades autónomas" es uno de los objetivos de este nuevo "gran ministerio", según ha señalado hoy el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, en la rueda de prensa en la que ha anunciado su nuevo Gobierno.

Desarrollo rural

La aplicación de los programas y la Ley de Desarrollo Rural para el periodo 2007/2013, el observatorio de precios, solucionar la crisis ganadera y afrontar la revisión o chequeo médico de la Política Agrícola Común serán otros de los asuntos que atenderá Elena Espinosa.

Aunque Zapatero se comprometió en el debate de investidura a estudiar el trasvase del Ródano como una posible solución "a largo plazo" a la "extrema" sequía de Cataluña, el nuevo ministerio deberá poner en marcha otras medidas de forma inmediata para garantizar el abastecimiento de agua al área metropolitana de Barcelona.

La apuesta de la Generalitat por un trasvase desde el Segre ha recibido el rechazo del anterior Gobierno y también de Aragón y ha reabierto el debate en la Comunidad Valenciana y Murcia sobre el trasvase del Ebro, que fue derogado por el primer Ejecutivo socialista.

Lograr el consenso suficiente para aprobar una nueva Ley de Aguas, que deberá transponer la directiva marco, será una de las asignaturas pendientes los próximos años.

La falta de acuerdo, especialmente en dos cuestiones "polémicas", como son la determinación de los costes del agua de acuerdo con las exigencias de la UE y la participación de las comunidades autónomas en la gestión de los grandes ríos, impidió su aprobación en la anterior legislatura.

Política Agraria Común (PAC)

En el nuevo ministerio tendrá un peso importante el mundo rural, y entre los cometidos inmediatos que deberá asumir su titular figura la puesta en marcha de la Ley de Desarrollo Sostenible del Medio Rural.

El nuevo departamento deberá apoyar una Política Agraria Común (PAC) mejorada y simplificada, y tratar de aumentar el nivel de renta de los agricultores a través de una moderación del crecimiento de los costes de producción y de una regularización de los ingresos.

Entre sus retos tendrá también establecer un Estatuto de los Profesionales de la Agricultura, completar el Plan de Modernización de Regadíos, y promocionar la producción y el uso de las energías renovables y los biocombustibles y la aplicación de un Plan Nacional de Calidad Ambiental Agrícola y Ganadera.

Etiquetas