Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

PARTIDOS/PP

Rajoy pide “altura de miras” al PP y el fin de las riñas internas

El número dos de Aguirre insta a Gallardón a rectificar unas declaraciones ¿inadecuadas¿.El número dos de Aguirre insta a Gallardón a rectificar unas declaraciones ¿inadecuadas¿.

EL líder del PP, Mariano Rajoy
Rajoy pide “altura de miras” al PP y el fin de las riñas internas
EFE

Mariano Rajoy reclamó ayer “grandeza y altura de miras” al Partido Popular y pidió a sus dirigentes que “se eleven por encima de su ombligo” y atiendan los problemas de los ciudadanos.

Tras una semana de pasión, en la que los dirigentes populares de Génova y de la Comunidad de Madrid se cruzaron reproches y descalificaciones a costa del supuesto espionaje interno, el presidente del partido rompió su hermetismo y exigió a los suyos que pongan fin a las disputas y se centren en su labor de oposición.

El líder de la oposición aprovechó su presentación en Madrid de una conferencia del presidente del PP de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, para lanzar su mensaje, aunque sin mencionar en ningún momento los casos de espionaje a cargos madrileños de su partido.

 

Rajoy apareció rodeado de miembros de la dirección del PP, entre ellos el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón. “Es el tiempo de los jueces”, comentó el alcalde madrileño, que rehusó hacer comentarios sobre la trama.

Los intentos de la dirección del PP por acallar los ecos de una polémica que, a su juicio, solo beneficia al PSOE, se estrellaron contra el ánimo encendido del número dos de Esperanza Aguirre, el espiado Ignacio González. El vicepresidente y portavoz de la Comunidad de Madrid eludió exculpar de modo inequívoco a Génova de la supuesta trama de espionaje y de la guerra de informes que afectan a su partido y arrojó sus dardos sobre Ruiz-Gallardón.

González esquivó la pregunta de si se siente respaldado por el equipo de Rajoy y afirmó que lo que quiere “es el apoyo de la Justicia”. Aún así, los ‘aguirristas’ quieren que se retracte por haber dado credibilidad pública a las informaciones que atribuyen al consejero de Presidencia, Francisco Granados, la creación de un “cuerpo parapolicial”.

 

La inercia del enfrentamiento puso a rodar así de nuevo la madeja interna que la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, intenta desenredar.

“No hay pruebas”

González, que argumentó no tener potestad para pedir a cargos no políticos de su Gobierno que colaboren en la investigación, subrayó que las declaraciones que la semana pasada hizo el alcalde madrileño en ‘59 segundos’ sobre este asunto fueron “desproporcionadas e inadecuadas”. “Estoy seguro de que las rectificará porque no hay prueba de una red de espionaje ilícita”, subrayó.

Él también se sirvió, sin embargo, de las informaciones que atribuyen a Ruiz-Gallardón la puesta en marcha de otro equipo parapolicial para asentar la sombra de la sospecha. “Es extraño que un ayuntamiento como el de Madrid, con 6.000 policías locales, necesite contar con una estructura policial adicional”, insinuó.

Etiquetas