Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

PARTIDOS/PP

Rajoy pasa la página del caso Gürtel y centra su estrategia en la economía

Rajoy y Camps durante la cena de inicio de curso político
Rajoy pasa la página del caso Gürtel y centra su estrategia en la economía
EFE

 Francisco Camps acusa a los socialistas de pretender "instalar un régimen de terror".

Valencia, 4 sep. (COLPISA, Magis Iglesias)

Mariano Rajoy quiere pasar la página del 'caso Gürtel', y aprovechó el archivo de la causa contra el presidente valenciano, Francisco Camps, para aparcar el caso judicial que más quebraderos de cabeza le ha dado. El líder del PP acudió a Valencia para compartir mesa y mantel con el jefe del Ejecutivo valenciano en la tradicional cena de los 'populares' en el inicio del curso político, y apenas hizo una leve referencia a las dificultades que considera superadas gracias al apoyo electoral que prestaron sus seguidores a la candidatura del PP en las elecciones al Parlamento Europeo, el pasado mes de junio.

Al contrario de lo que se podía esperar, Rajoy no aprovechó la ocasión para arremeter contra el Gobierno por "la persecución inquisitorial" que denunció en su día contra Camps. En esta ocasión, empleó todos los esfuerzos, tiempo y palabras en emplearse a fondo para criticar la política económica del Gobierno, a la que culpó del retraso de España en la salida de la crisis. "Ahora vamos a mirar hacia adelante y vamos a comprometernos con el futuro, hay mucho que hacer en España, muchos problemas en nuestro país y el PP estará en lo importante, en lo que afecta a la vida de los españoles", explicó a los asistentes al acto.

Con el acto de este viernes el PP quiere poner punto final a los avatares políticos del caso Gürtel en la Comunidad valenciana por expreso deseo de Rajoy que prefiere dedicar ahora toda su atención a los problemas de los ciudadanos ante la crisis económica. Por eso fue tan distinto el mitin de aquel en el que el líder del PP expresó su más firme respaldo al presidente procesado por la justicia acusado de recibir regalos del empresario Álvaro Pérez, terminal de la trama corrupta en Valencia.

Aquella tarde de junio había en la plaza quince mil almas que jaleaban al 'president', hubo fuegos artificiales, banderolas y pancartas con proclamas de apasionada defensa del político investigado por la Justicia. Esta noche, tan sólo unos discretos carteles azules con las siglas del PP adornaban las gradas desnudas, mientras el público, unos 2.000 militantes y simpatizantes, se concentraba en el rosario de mesas dispuestas sobre el albero para la cena que prologaron los discursos y concluyó sin los tradicionales y festivos juegos de pirotecnia.

No olvidó un elogio a los populares de la Comunidad Valenciana. "Sois muchos, tenéis coraje, gobernantes que están a la altura de las circunstancias y no tienen más norte que el interés general, por eso hemos ganado las elecciones; todo el PP en toda España está orgulloso de vosotros y por eso en nombre de todos os damos las gracias por lo que habéis hecho, muchas gracias", dijo Rajoy para agradecerles los votos recibidos en los pasado comicios europeos.

Para Rajoy, el Gobierno del PSOE es ya el gran derrotado, tanto en las urnas como cuando buscaron "con sus acusaciones en los juzgados y con una crueldad infinita" lo que no consiguieron en las urnas, liquidar al PP. "No lo han conseguido, la gente los sabe y les pasara factura en el futuro, porque ni en política ni en la vida vale todo". Y alertó a los militantes del partido porque "son capaces de volver a las andadas", aunque avanzó que, en ese caso, "este partido dará las batallas que tenga que dar, estará en su sitio y ganaremos las batallas, y si no al tiempo".

Revalidado el apoyo político en los comicios europeos y superado el trance judicial, Rajoy volvió a la plaza de toros en la que compareció con el barón autonómico valenciano en los momentos más críticos de su proceso judicial. "Yo creo en ti", fue la profesión de fe que hizo Rajoy al presidente valenciano en vísperas de las elecciones europeas, cuando le prometió estar siempre con él "delante, detrás y a tu lado". Aquella arriesgada declaración le parece hoy al líder del PP que resultó un acierto, según comentó recientemente al regocijarse por el sobreseimiento de la causa contra Camps y preguntarse qué dirán ahora los que entonces le pedían su cabeza.

Fue en el mismo coso taurino de aquel mitin donde cenó este viernes la plana mayor del PP valenciano con el presidente nacional, la portavoz parlamentaria, Soraya Saénz de Santamaría, y el vicesecretario y diputado por Valencia, Esteban González Pons.

Tampoco faltó el parlamentario por Alicante y portavoz de Justicia del PP, Federico Trillo, que ha sido puntal importante de la defensa de Camps en todo el proceso.

El menú, típicamente valenciano, estuvo compuesto por aperitivos y un plato con longaniza, morcilla, chorizo, tortilla de patatas y habitas, coronado por crema helada de leche merengada de postre.

Con la empresa Orange Market proscrita, el PP valenciano organiza cada uno de sus actos con una firma distinta y en esta ocasión el montaje estuvo a cargo de la empresa Engloba.

"Te queremos"

El presidente de la Generalitat subió al estrado en medio de aplausos, y saludado por el grito de una espontánea: "Paco, te queremos. "La amistad es inmutable al tiempo, a la distancia y a las circunstancias personales", fueron sus primeras palabras. "Gracias Mariano por tu constante amistad hacia mi persona, la de mis compañeros y nuestro proyecto", añadió.

Crecido y apasionado, levantó en pie a toda la plaza cuando proclamó a voz en grito su fe en los sueños políticos de su comunidad al tiempo que arremetió contra los socialistas. "No ha conseguido nadie estos meses que haya perdido uno solo de los sueños para seguir trabajando por España y por la comunidad valenciana, aseguró.

"El PSOE intenta instalar un régimen de terror", aseveró, e insistió en que "yo quiero democracia libertad, justicia, trabajo, sueños, libertad que sólo encuentra el centro político en el PP, con nosotros en torno a Mariano Rajoy". "Nosotros jamás empezaríamos un proyecto político negociando con terroristas y humillando a toda la nación, jamás engañaríamos a los ciudadanos diciéndoles que la situación económica diferente a la que estamos viviendo por eso los españoles siguen viendo al líder político que necesita nuestro país para seguir adelante", afirmó.

No faltó a la cita la alcaldesa Rita Barberá, que se siente también agraviada por la publicación de una conversación de Álvaro Pérez, el empresario de la trama corrupta en Valencia, en la que comentaba a un colaborador que se encontraba comprando un bolso de Louis Vuiton para regalárselo a ella.

Recordó el brillante resultado electoral del PP valenciano en las europeas y dijo que "ésa fue la respuesta del pueblo ante tanta canallada, infamia y sufrimiento infringido a nuestros cuatro compañeros encabezados por Paco Camps, nuestro presidente". "Hemos vivido una cacería despreciable, han querido llevarnos a todos por delante, a mi también, os aseguro que ni han podido ni podrán", dijo. "A esos que tanto les gustan las filtraciones y las escuchas les voy a hacer una escuchita, no nos vais a amedrentar, no nos vais a callar, vamos a responderos en los tribunales, ahí los vamos a llevar", anunció.

Celebró el archivo de la causa por el regalo de trajes y señaló que "hace un mes que la justicia brilló con luz propia y archivó la infamia y estamos felices". Y antes de concluir su intervención, arrancó un nuevo aplauso de homenaje, en esta ocasión para el presidente de la comunidad, al que confesó: "Todos nos sentimos profundamente orgullosos de tu trabajo".

Etiquetas