Despliega el menú
Nacional

PARTIDOS/PP

Rajoy juega la baza de su independencia de cara al congreso del PP

El líder 'popular' anima a su partido a hacer un debate de ideas en el cónclave.

Mariano Rajoy invocó la "independencia" como su principal valor de cara al congreso del PP y la clave para configurar una alternativa frente al PSOE. El presidente de los 'populares' dejó la responsabilidad en el voto de los 3.000 compromisarios que acudirán a la cita de junio en Valencia, al tiempo que anunció su intención de recorrer las 52 provincias españolas para reclamar el apoyo de la mayoría de los 750.000 afiliados que elegirán la próxima semana a sus representantes en el cónclave.

"Me parece bien que se presente quien quiera", declaró Mariano Rajoy en su primer acto de la campaña electoral que este lunes comenzó en Valladolid para lanzar su candidatura en el congreso. Ante la Junta Directiva Regional de Castilla y León, el líder de la oposición se declaró " a las órdenes de los militantes del PP", un partido que calificó de independiente y que -prometió- seguirá teniendo esta condición mientras él siga siendo su presidente. "Yo soy un dirigente político independiente", subrayó. "Yo soy el mejor candidato", añadió.

Antes de presentarse como el líder más idóneo, dijo que se presenta a la reelección porque "quiero a este partido", "creo en este proyecto político" y "porque me lo ha pedido mucha gente". Personalmente, aseguró que se encuentra "con ganas, ilusión, fuerza y convicción para ganar las próximas elecciones" y se atribuyó cualidades como "seriedad, rigor y responsabilidad". Vaticinó que en el cónclave de junio las cosas saldrán "muy bien" y prometió que no liderará un proyecto excluyente. "Yo cuento con todo el mundo y hay sitio para todo el mundo", afirmó.

Rajoy coincidió con la posible candidata alternativa, Esperanza Aguirre, en la necesidad de un debate ideológico en el seno del PP y consideró que la cita de Valencia es la ocasión propicia. "A mí me encanta debatir sobre ideas porque las tengo", declaró y animó a su partido a que "vayamos al congreso con el ánimo de debatir ideas".

Gobierno continuista

Rajoy aprovechó la ocasión para criticar el continuismo del Gobierno porque continúan en sus cargos los vicepresidentes María Teresa Fernández de la Vega y Pedro Solbes y no se han producido cambios en otros ministerios relevantes, como Exteriores, Interior y Justicia. Asimismo, manifestó su discrepancia con la supresión de los antiguos departamentos de Agricultura y Medio Ambiente. "Lo que hay que hacer es gobernar", espetó el dirigente popular, quien advirtió que ejercerá el control que implica la oposición y vigilará las acciones reales del nuevo Ejecutivo para no dejarse llevar por los gestos y la apariencia.

Se congratuló del apoyo que el PP tuvo en las últimas elecciones generales porque "nunca la oposición en España ha tenido tanta fuerza en el Congreso, con 154 diputados". Admitió que no logró ganar al PSOE y por eso lanzó un mensaje a todos los dirigentes y cargos del PP: "Habrá que trabajar más". Pero recalcó que los populares tienen una base social muy importante para hacer oposición, controlar al Gobierno y configurar una alternativa para las elecciones de 2012.

Etiquetas