Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

Rajoy exige a Zapatero que explique en el Parlamento la negociación de la financiación

Los 'populares', que han recurrido el 'Estatut' ante el Tribunal Constitucional por entender que consagra la bilateralidad Estado-Generalitat, ven en los desplantes de José Montilla al Ejecutivo un signo de desunión entre el PSOE y el PSC

El presidente del PP, Mariano Rajoy, quiere debatir cara a cara con José Luis Rodríguez Zapatero sobre la negociación de la financiación autonómica, asunto que enfrenta al Ejecutivo central con la Generalitat, en un pleno extraordinario del Congreso en pleno agosto. Su partido registró este lunes a última hora una petición en la cámara baja en la que solicitan que la Diputación Permanente, que tiene previsto reunirse el próximo 20, decida si el presidente del Gobierno debe acudir a informar con urgencia sobre «la reforma del modelo de financiación autonómica tras el debate suscitado».

El PP es reacio a apoyar las quejas de los partidos catalanes porque, explican sus dirigentes, quiere un sistema de financiación consensuado con todas las autonomías de régimen general (todas salvo Navarra y el País Vasco) y no pactado entre el Gobierno central y la Generalitat. Los 'populares', que han recurrido el 'Estatut' ante el Tribunal Constitucional por entender que consagra la bilateralidad Estado-Generalitat, ven en los desplantes de José Montilla al Ejecutivo un signo de desunión entre el PSOE y el PSC y una grieta que, de agrandarse, podría quebrar su unidad en el Congreso, donde las dos formaciones comparten grupo parlamentario.

La iniciativa opositora tienen, sin embargo, pocos visos de prosperar ya que los nacionalistas catalanes quieren que la negociación de la financiación no desborde el marco bilateral y abrir un debate en el Parlamento supondría dar un cariz multilateral al debate. CiU y Esquerra Republicana serán apoyados en esta postura por los nacionalistas vascos y gallegos, con lo que es muy probable que el PP se quede sólo en su petición.

La presidenta de los populares catalanes, Alicia Sánchez Camacho, aseguró entretanto que su partido no hará un «frente común» con el PSC y los partidos nacionalistas catalanes para negociar la financiación autonómica con el Gobierno central, pero puntualizó que su formación aspira a lograr una «posición conjunta» siempre y cuando la discusión se mantenga al margen del 'Estatut'.

Una pretensión inaceptable para el tripartito catalán y CiU, cuya hoja de ruta para la negociación es el texto estatutario.

Camacho, con todo, consideró «necesario» revisar el modelo de financiación y desafió al presidente del Gobierno a lograr lo que, a su juicio, ya consiguió el anterior Ejecutivo de José María Aznar en 2001, al pactar un sistema aceptado por todos los gobiernos autonómicos y que hizo posible «que todas las comunidades ganen» con el reparto de los fondos.

Etiquetas