Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

REACCIONES

Rajoy: "España necesita cambiar el director de orquesta y la partitura"

El líder del PP, que "barruntó" la crisis de Gobierno, considera que son necesarias elecciones anticipadas. Duran i Lleida no cree que los cambios permitan afrontar los retos económicos.

Mariano Rajoy, ayer, hablando de los cambios en el Gobierno
Rajoy: "España necesita cambiar el director de orquesta y la partitura"
EFE

El presidente del PP, Mariano Rajoy, "barruntó" que la remodelación del Gobierno no se iba a limitar al relevo de Celestino Corbacho al frente del Ministerio de Trabajo el martes por la tarde, durante el debate presupuestario celebrado en el Congreso.

Así lo reconoció el propio Rajoy en una conversación informal con periodistas. "Vi la cara de -la anterior vicepresidenta- María Teresa Fernández de la Vega y de algún otro y me lo olí", comentó el líder de los populares tras una comparecencia ante la prensa en la Cámara Baja.

Un acto en el que el presidente del PP eludió el análisis de más calado sobre la remodelación de un Gobierno en el que, como él había pedido con insistencia en sede parlamentaria y en otros foros, se reduce el número de ministerios, algo de lo que se felicitó.

Para Rajoy, lo necesario no es que se produzca una remodelación en el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, sino que el presidente disuelva las Cámaras y convoque elecciones generales anticipadas para que se consuma un cambio de Gobierno. A su juicio, tienen que cambiar "el director de orquesta y la partitura", no los "músicos".

Después, en una conversación con periodistas, el presidente del PP confesó que el martes ya se olió que la remodelación sería de alcance, pues apreció mucho movimiento en la bancada azul del Gobierno y alguna que otra "cara larga".

Incluso intuyó que algunos ministros continuarían en el cargo, como el de Justicia, Francisco Caamaño, al que vio el martes "muy tranquilo, sentado en su butaca".

Comunicó sus impresiones a la portavoz parlamentaria, Soraya Sáenz de Santamaría, y el tiempo no ha tardado en darle la razón. "No me he equivocado, ya llevo mucho tiempo en esto", puntualizó.

Asimismo, aunque sin entrar a analizar las consecuencias electorales de los cambios, manifestó que es una maniobra de "más impacto mediático" que político.

Expresó su "extrañeza" por los nuevos papeles como secretarias de Estado de las ya ex ministras de Vivienda, Beatriz Corredor, y de Igualdad, Bibiana Aído, y reconoció que no conoce al nuevo titular de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez.

Rajoy no profundizó más: destacó en su comparecencia que la estrategia de oposición de su partido seguirá igual.

Muchos dirigentes en el PP sostienen que el "lastre" del Ejecutivo es su presidente, y mientras eso no cambie, añaden, el camino de Rajoy a la Moncloa sigue "bien asfaltado".

En clave de partido

Varios grupos de oposición coincidieron en que el presidente Zapatero ha reforzado su perfil político con los cambios que ha introducido en su gabinete, pero cuestionaron que sirvan para hacer frente a los retos económicos que se le plantean a España.

Así, el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, en declaraciones en el Congreso, aseguró que el Zapatero ha acometido la remodelación en clave de partido y de cara a las próximas convocatorias electorales, y no tanto pensando en el país o en cómo resolver la crisis económica.

Según Duran, el presidente ha reforzado el "núcleo duro" de las personas más afines a él, como Alfredo Pérez Rubalcaba, José Blanco o Trinidad Jiménez, al tiempo que hizo un "cierto guiño" a la izquierda al elegir para Trabajo a Valeriano Gómez, una persona "más próxima" a los sindicatos; y para Medio Ambiente a Rosa Aguilar, ex dirigente de IU, pero sin carné del PSOE.

Por otro lado, consideró que el nuevo Gobierno "apuntala" las baterías para "disparar" contra el PP puesto que su líder, Mariano Rajoy, "no que esté sobrado", señaló, pero sí está metiendo "mucha caña".

También le pareció "razonable" la supresión de los Ministerios de Vivienda e Igualdad, porque podrá aportar "un grano de arena" a la reducción del gasto público, aunque ha lamentado que no se haya ampliado a la Vicepresidencia tercera, por un lado, y a Educación y Cultura, que los ve innecesarios por estar transferidas las competencias.

Josep Antoni Duran i Lleida tuvo un "recuerdo especial" para la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, de quien señaló que ha sido "clave" en muchos momentos de "desorientación" del Ejecutivo, y valoró también la labor del titular de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos.

En clave electoral catalana, el dirigente de CiU hizo notar la reducción de la presencia de los socialistas catalanes en el Ejecutivo al quedarse solo la ministra de Defensa, Carme Chacón, tras la salida de Trabajo de Celestino Corbacho, algo que, en su opinión, no es relevante para Cataluña.

El diputado de IU, Gaspar Llamazares, se mostró pesimista sobre el rumbo del Gobierno tras la remodelación, que interpretó como una concesión a la derecha, que repetidamente había pedido la eliminación de los Ministerios de Vivienda e Igualdad.

Etiquetas