Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Congreso de los Diputados

Rajoy dice que la situación es "crítica" y empeorará en 2012

Rajoy ha comparecido ante el Congreso de los Diputados para presentar los resultados del Consejo Europeo del pasado día 30 en Bruselas.

El presidente Rajoy en el Congreso
Rajoy dice que la situación del paro es "crítica" y empeorará en 2012
EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha admitido que la situación respecto al desempleo, con una tasa de 22,9% de la población activa, es "crítica" y, aunque "no puede ser más grave", todavía empeorará en 2012.

"Es difícil pensar en un punto de partida peor para una legislatura", ha recalcado Rajoy en una comparecencia ante el Congreso de los Diputados para presentar los resultados del Consejo Europeo del pasado día 30 en Bruselas.

No obstante, ha subrayado que "en política no existe la herencia a beneficio de inventario", con lo que la misión del nuevo Gobierno será "revertir la situación" a través de unas reformas que continuarán "durante toda la legislatura", ha dicho.

"Lo más urgente es reducir el déficit público", ha recalcado Rajoy, para quien "no había otra opción" que "recortar de raíz la crisis de credibilidad" con las primeras medidas de recorte.

Reforma laboral

El presidente del Gobierno ha adelantado que la reforma laboral que aprobará el próximo viernes será "amplia y profunda, a la vez que equilibrada", aunque ha reconocido que sería "un profundo error" culpar del problema del desempleo sólo a la legislación del mercado de trabajo.

Rajoy se ha definido como un "firme partidario del diálogo social", y ha recordado que por ello animó a los agentes sociales a alcanzar acuerdos en materias como el absentismo y la negociación colectiva.

Pese a que no consiguieron "avanzar de forma clara" en estos aspectos, Rajoy ha recalcado que "los acuerdos parciales y las razones de sus desacuerdos" han "enriquecido la elaboración de la reforma" redactada por el Gobierno.

En la Cumbre de la que informa a la Cámara, Rajoy fue "pillado" por una cámara de televisión cuando confesaba en conversación privada a su homólogo finlandés que la reforma laboral que se va a aprobar el viernes iba a costarle la convocatoria de una huelga

"La UE no nos obliga a nada"

Al mismo tiempo, ha recordado los compromisos asumidos por España al entrar en el euro, como el de garantizar las finanzas públicas con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento. "Este compromiso nos lo impusimos nosotros mismos, la Unión Europea no nos obliga a nada", ha dicho, tras considerar "evidente" que España está "muy lejos de cumplir".

Según Rajoy, el plan del Gobierno es recuperar el "tiempo perdido" y realizar en el tiempo más breve posible las reformas estructurales que permitan ganar flexibilidad y competitividad, mantener una senda sostenible de las finanzas públicas y asegurar el crecimiento y la creación de empleo.

"Mucho tenemos que corregir", ha señalado, tras recordar que el Gobierno decidió actuar "inmediatamente" sobre los aspectos más importantes, aunque el proceso de reformas será "continuo" a lo largo de la toda la legislatura.

Las reformas, "la mejor tarjeta de visita"

Para Rajoy, lo primero es asegurar la sostenibilidad, lo segundo garantizar la viabilidad y credibilidad del sistema financiero y lo tercero actuar sobre la competitividad y la flexibilidad. "Estas reformas son la mejor tarjeta de visita ante la Unión Europea", ha indicado.

Llegado este punto, el jefe del Ejecutivo ha repasado las primeras medidas implementadas para reducir el déficit y ha asegurado que los resultados de las últimas subastas muestran que el primer decreto marcó "el camino correcto" porque un Gobierno "que actúa sin vacilaciones es más fiable", a pesar de que subir los impuestos no fue "una decisión fácil".

De la misma forma, se ha referido a la reforma financiera que contiene medidas "contundentes, creíbles, razonables y transparentes", y ha repasado las líneas generales de la misma.

La consolidación fiscal no es suficiente

Tras repasar las medidas, el presidente ha resaltado la necesidad de aplicar una política "global" que abarque la consolidación fiscal, las reformas estructurales, las medidas que fomente la liquidez e iniciativas concretas, porque la consolidación fiscal por sí sola no sirve para relanzar la economía y crear empleo.

"Es condición necesaria, pero no suficiente", ha dicho, tras asegurar que España tiene que exigirse a sí misma un "mayor esfuerzo", aunque afirmó que seguro que estará a la altura del reto que tiene por delante, como en otras ocasiones.

En este sentido, ha reiterado que los objetivos "preferentes" son el crecimiento y la creación de empleo porque son un "mandato de los españoles, una exigencia de la justicia y un imperativo de la razón". Sin embargo, ha pedido tiempo a la hora de "cosechar resultados" y ha asegurado que los frutos llegarán si "se destierran las improvisaciones, se evitan los bandazos y se es tenaz con las medidas".

Europa aplaude las medidas

Por otro lado, el presidente se ha referido al Consejo Europeo del 30 de enero y ha resaltado la "plena coincidencia" entre la agencia española y la europea. Además, ha asegurado que los Jefes de Estado y de Gobierno del área euro dieron la bienvenida a las medidas aplicadas por España en consolidación fiscal y mejora de la competitividad y pidieron que se siguiera por el mismo camino.

Rajoy ha repasado las propuestas españolas, como la de crear un fondo de capitalización para los trabajadores o armonizar las retribuciones de los directivos de entidades con ayudas, y los tratados que se han dejados listos para su firma como el de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza o el del Mecanismo Europeo de Estabilidad.

Etiquetas