Despliega el menú
Nacional

PARTIDO POPULAR

Rajoy: "Creo que Camps es inocente"

El Gobierno afirma que los populares con su estrategia de "enmarañarlo todo" sólo tratan de "salvar lo insalvable" en el 'caso Gürtel'.

Mariano Rajoy prefirió hoy sortear las contundentes declaraciones sobre el 'caso Gürtel' realizadas el día anterior por varios de los dirigentes de su partido, como Federico Trillo, con las que acariciaban la posibilidad de que el Tribunal Supremo encuentre irregularidades en la forma en que Baltasar Garzón se adjudicó la instrucción inicial de la causa, o en el manejo de las pruebas por las dos fiscales, que permitan desactivar y enterrar el escándalo jurídico y político. El líder nacional, de visita por Almería, se limitó a explicar que está a la espera de acontecimientos, de conocer los avances de la investigación judicial, y a asegurar, eso sí: "Creo que Francisco Camps, y lo vuelvo a decir, es inocente".

El presidente de los populares optó por la prudencia y por hacer olvidar la frase, más tarde rectificada, que pronunció en un programa radiofónico unos días antes de que el Tribunal Supremo decidiese si reabría la causa de los trajes contra Camps. En aquella ocasión aseguró que el presidente valenciano era inocente y el único candidato del partido a las elecciones autonómicas "diga lo que diga" la Justicia. El tribunal, al final, reabrió el caso, al ver indicios de delito, y Rajoy parece que lo ha asumido.

"Respeto y acato lo que ha dicho el Supremo y lo que diga cualquier otro tribunal", comentó. Indicó que esta será su actitud "siempre" ante las resoluciones, "aunque -matizó- algunas me gusten más que otras, como es perfectamente entendible".

El Gobierno, muy al contrario, criticó hoy con dureza las declaraciones de Trillo, Camps y Esteban González Pons, el portavoz de la dirección, en las que atacaron la legalidad de la instrucción de la causa y denunciaron la posibilidad de manipulación de pruebas por parte de Garzón y las fiscales. La encargada de dar la réplica fue la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

"Intentos desesperados"

Aseguró que los líderes del PP tratan desde hace semanas de "resucitar viejas estrategias" orientadas a "anular el caso", en lo que entiende es "un intento descarado de salvar lo insalvable": que los populares y, en especial Camps, se vean salpicados por el escándalo de corrupción. Está convencida de que el principal partido de la oposición, con sus declaraciones públicas y estrategias procesales, "solo quiere enmarañarlo y liarlo todo y hacer mucho ruido" para tapar el escándalo, pero opinó que, "sus intentos desesperados, una vez y otra vez, se dan de bruces con el estado de derecho, que es independiente y actúa de acuerdo a la ley".

La número dos del Ejecutivo reclamó al PP "menos alborotar, intentando presionar a las instituciones, y más responsabilidad", como alternativa de Gobierno que es. Recordó a este partido que "aún no ha dado explicaciones -sobre su vinculación con la trama- ni ha asumido responsabilidades políticas" y aseguró que es de una "extraordinaria irresponsabilidad" cuestionar de manera "permanente" a instituciones, estado de derecho, policías y fiscales cuando su trabajo "no responde a sus intereses", como cree que hacen de forma reiterada los populares.

Etiquetas