Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

POLÉMICA POR LA PRESIDENCIA DE CAJA MADRID

Rajoy asegura que "no está negociando nada" con Aguirre

El presidente del PP, Mariano Rajoy, defendió la candidatura del ex ministro y ex director del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Rato, para presidir Caja Madrid, por que es "una persona de enorme competencia" y añadió que "si alguien no lo cree, que lo diga". Asimismo, subrayó que "no está negociando nada" con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, para alcanzar un acuerdo en esta entidad financiera y recalcó que la dirección nacional tiene sus competencias y la dirección regional las suyas.

Mariano Rajoy se ha referido en una entrevista en Antena 3 a la situación de Caja Madrid después de que la dirección nacional del PP y la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, continúen sin acordar el nombre del nuevo presidente de la entidad por las exigencias de ésta de sancionar al vicealcalde de la capital Manuel Cobo. El líder de los populares ha reiterado que "la situación de Caja Madrid no es para tomársela a broma ni para andar con dimes y diretes". "Estamos en una crisis muy grande y a mí lo único que me importa es que las cosas se hagan bien. Hay que poner a personas con competencia y capacidad", ha sentenciado.

"Si yo pudiera votar elegiría a los mejores", ha insistido el líder del PP. Y preguntado específicamente sobre la posibilidad de que el ex ministro de Economía y ex director del Fondo Monetario Internacional sustituya a Miguel Blesa al frente de la cuarta entidad financiera del país ha respondido: "Si yo tuviera que nombrarlo, sería Rato".

Rajoy afirmó que en Caja Madrid hay que poner "a los mejores" y a personas "respetadas", "con competencia, capacidad y reconocimiento", cualidades que, a su entender, cumple Rodrigo Rato. "Creo que sería un extraordinario presidente de Caja Madrid y si alguien no lo cree que lo diga. A ver quién puede ponerle una pega con la trayectoria que tiene el señor Rato", enfatizó, para recalcar que el ex ministro no es su "rival" ni le ha "apuñalado".

En referencia al enfrentamiento entre el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, Rajoy ha aclarado que "no estoy negociando nada con Aguirre. El Comité de Derechos y Garantías del Partido es un órgano independiente, no tiene presiones ni mías ni de nadie".

Al ser preguntado si volvería a nombrar en este momento a Aguirre como candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Rajoy dijo que lo haría porque "lo hace muy bien" en este cargo. "Es una mujer que trabaja mucho, igual que lo hace el alcalde de Madrid, y los madrileños la han elegido. Yo, desde luego, volvería a nombrarla", apuntó.

Crisis interna en el partido

Sobre la crisis interna en el PP que ha provocado el proceso de sucesión al frente de Caja Madrid, Rajoy ha apelado a la "responsabilidad" y ha destacado que él mismo marcará sus tiempos. "Hay que tomar las decisiones correctas en los momentos correctos", ha señalado el líder popular que asegura que maneja sus tiempos y toma sus decisiones en el ejercicio de sus responsabilidades.

"La clave es saber tomar las decisiones y en eso estoy", ha añadido. Según ha dicho, "cuando hay un problema, hay que andar con mucho cuidado para no tomar una decisión que signifique, en lugar de resolver el problema, crear otro mayor". Además, rechazó de forma tajante que en el partido haya un problema de baronías porque la dirección nacional tiene sus competencias y la regional las suyas.

Rajoy también contestó a las insinuaciones que realizó Jordi Pujol sobre la supuesta financiación irregular de los partidos: "En mi partido, que yo sepa, no hay ninguna financiación irregular. Por tanto, el señor Pujol sabrá lo que dice", respondió. De todos modos, quiso destacar que la mayoría de los políticos son "decentes" y añadió que, en su experiencia personal, ha conocido en todas las formaciones gente "decente, honorable y normal" que trabaja para servir a España. "Y que fuera de la política podrían ganar mucho más dinero que el que ganan dedicándose a la actividad política", afirmó.

Cuestionado sobre si se fía del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón (quien instruye la operación Petroria 2), el presidente de los populares reconoció que no se fía porque "se dedicó a la política" y le tuvo de "adversario político". "Yo me sentaba en bancos del PP y enfrente estaba Garzón, que ocupó un cargo importante en política", argumentó.

Finalmente el líder de la oposición ha insistido en su preocupación por la situación económica y se ha mostrado indignado por "distraer las cosas con machismo", en referencia a la defensa que hizo la vicepresidenta económica Elena Salgado de su actuación en la sesión de control parlamentaria al Gobierno. Asimismo, ha insistido en sus recetas para la crisis económica: "Austeridad y control del déficit público". "Hay que hacer exactamente lo contrario de lo que se está haciendo", sentenció.

Etiquetas