Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

PARTIDOS/PP

Rajoy acusa a Zapatero de provocar tensiones a cuenta de la financiación autonómica

Durante su visita a Galicia no dejó pasar la ocasión para denunciar que José Luis Rodríguez Zapatero llegará a Vigo para visitar «las obras que él no hizo», en referencia al tren de alta velocidad que proyectó y licitó el PP y ahora ejecutiva el Gobierno del PSOE.

El líder de la oposición ha elegido el terreno económico para construir su oposición y hostigar a su adversario socialista con la crisis como telón de fondo y el debate para la financiación autonómica como instrumento propicio. La inminente campaña electoral en Galicia ofreció este martes el terreno de juego al que llegará el miércoles el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Mariano Rajoy echó mano del Estatuto de Cataluña para pasar factura al líder del PSOE y le acusó de provocar tensiones a causa de la reforma de la financiación autonómica y el cumplimiento de la ley catalana.

Dijo que Rodríguez Zapatero paga así las culpas de un problema que él contribuyó a crear con la aprobación del 'Estatut' actuando como «aprendiz de brujo que abre la caja de los truenos y ahora se encuentra el problema, que nos endosa a todos los españoles».«A lo que estamos asistiendo -añadió el presidente del PP en rueda de prensa-- es a una pelea entre distintos dirigentes del PSOE, que está haciendo mucho daño a los españoles, que está generando mucha tensión».

A puerta cerrada, el presidente del PP pidió a diputados y senadores gallegos que presten atención a las dificultades económicas que padecen los ciudadanos y les aseguró que existe una mayor sensibilidad ante las consecuencias de la subida de los precios o el pago de hipotecas que preocupación por el retraso en la construcción de infraestructuras o la llegada del AVE a la comunidad. Aunque no dejó pasar la ocasión para denunciar que José Luis Rodríguez Zapatero llegará este miércoles a Vigo para visitar «las obras que él no hizo», en referencia al tren de alta velocidad que proyectó y licitó el PP y ahora ejecutiva el Gobierno del PSOE. «Es una burla», añadió.

Servicios

El líder de los ´populares´ prefiere hablar de servicios públicos para hacer accesible a la opinión pública su crítica sobre la financiación autonómica, que relaciona directamente a la reforma del Estatuto de Cataluña. Explicó que hablar de financiación autonómica es también referirse a «la sanidad, la educación, la dependencia y los servicios sociales» que prestan las administraciones autonómicas a sus ciudadanos.

Tanto Rajoy como el presidente del PP de Galicia, Alberto Núñez Feijoó, aseguraron a sus parlamentarios que el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, adelantará las elecciones autonómicas siguiendo instrucciones de la dirección del PSOE de Madrid que, según su análisis, necesita que los gallegos vayan a las urnas cuanto antes para evitar un mayor desgaste.

Después, ante los periodistas, Rajoy denunció que el recurso a la celebración de elecciones anticipadas "revela que no hay gas", en referencia a la capacidad de los socialistas para seguir gobernando. En la misma línea, declaró que el gobierno de la Xunta tiene «poca autoridad para pedir cuatro años cuando no puede seguir un año más al frente de su responsabilidad".

Sin embargo, no quiso atribuir a las dificultades económicas que padecen los ciudadanos la causa del adelanto electoral y pidió que la situación «se afronte, que se tomen medidas, que se genere credibilidad y confianza y que se diga a los españoles que de esta crisis se va a salir». «Pero saldremos con menos daño y antes si somos capaces de gobernar y tomar decisiones, que es lo que no se está haciendo en estos momentos en que la España oficial está de vacaciones, en el sentido literal de la palabra», añadió.

Acuerdo Unánime

En un adelanto de su discurso político previsto para el otoño, líder del PP proclamó que «el modelo de financiación autonómica debe ser producto de un acuerdo unánime entre todas las comunidades autónomas» y alegó que sólo mediante un pacto con todas las autonomías se "garantizaría la igualdad de derechos de los ciudadanos, sea cual sea su lugar de residencia».

«El gobierno del señor Rodriguez Zapatero promovió el Estatuto de Cataluña y un cambio en el modelo de financiación autonómica", denunció, «ahora no cumple el estatuto y no es capaz de decir qué es lo que hay que hacer para modificar la financiación autonómica», añadió, al tiempo que criticó la negativa del presidente del Gobierno a comparecer ante el Congreso de los Diputados para hablar del nuevo sistema.

Enmarcó su discurso en el ámbito de la difícil coyuntura económica y pidió que la reforma no «se haga a costa de subir los impuestos de los contribuyentes» porque es lo que menos necesita España en estos momentos. «Lo que se necesita -añadió-- es bajar impuestos, como hemos propuesto y volveremos a hacer en septiembre, sobre todo los que afectan a las pequeñas y medianas empresas y quienes pagan intereses de hipotecas». Según Rajoy, no es de recibo promover un modelo de financiación «que deje al Estado sin recursos, porque el Estado tiene que cumplir una función de cohesión y de garantía de solidaridad entre españoles».

Etiquetas