Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Crisis también política

El PP vaticina, tras el anuncio de las medidas de recorte del gasto público efectuado hoy por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que se iniciará una etapa de contestación social e inestabilidad parlamentaria que podría provocar un cierre anticipado de la legislatura.

Ésta es una de las conclusiones que extraen los dirigentes del Partido Popular tras la intervención de Zapatero en el Congreso.

El jefe del Gobierno ha avanzado, entre otras iniciativas de ahorro, que el sueldo de los empleados públicos bajará este año un 5 por ciento, que se eliminará la prestación de 2.500 euros por el cheque-bebé y que se suspenderá la revalorización de las pensiones, salvo las no contributivas y las mínimas.

Diversos diputados y dirigentes del PP, tras las intervenciones de Zapatero y de Rajoy -quien ha acusado al presidente del Gobierno de acometer con sus propuestas "recortes en los derechos sociales" sin precedentes- han comentado con los periodistas sus impresiones y conclusiones.

Entre ellas, han destacado que todos las medidas apuntadas hoy por el presidente del Gobierno podrían haberse evitado de haber movilizado antes toda una batería de iniciativas para la reducción del gasto.

Según han explicado los parlamentarios populares, antes que mermar ciertos derechos sociales y algunos "pilares" del Estado de bienestar, urge reordenar el sector público y definir las competencias de las administraciones, toda vez, y aquí las fuentes inciden en la línea expuesta por Rajoy en la tribuna, que existen muchos gastos "absurdos".

Dos ejemplos serían, según las declaraciones de los diputados populares, el de la representación en el exterior de las comunidades autónomas y, sobre todo, el coste de las versiones distintas del Plan E, pues para el PP "los pensionistas y los empleados públicos pagarán ahora ese derroche".

Asimismo, las propuestas de Rajoy, como aligerar la estructura del Gobierno o reducir subvenciones a sindicatos, organizaciones empresariales y partidos o fundaciones políticas, serían ahora más convenientes que las que ha explicitado Zapatero, a juicio de los dirigentes del PP.

Por ello, un diputado del PP sentencia que con su programa de reducción del déficit el presidente del Gobierno "demuestra su incapacidad". "Su programa hoy es una enmienda a la totalidad de la política económica de estos dos años", puntualiza una diputada.

La rebaja salarial de los empleados públicos es una de las medidas que el Partido Popular prevé más conflictivas, primero porque "desautoriza" el acuerdo que la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega había alcanzado a este respecto hace pocos meses, y después porque se trata de un anuncio "sin precedentes en democracia".

Los dirigentes del PP han recordado en este sentido que el Gobierno de José María Aznar congeló los sueldos de los funcionarios, pero no los redujo. "A nosotros nos han demonizado por esto, pero el que por primera vez baja el sueldo a los empleados públicos es el PSOE", apostilla una diputada de la dirección del grupo popular.

Con este escenario ahora, el PP augura un periodo de inestabilidad parlamentaria, ya que a los socialistas les costará cada vez más encontrar apoyos, y al mismo tiempo una etapa de contestación en la calle de los agentes sociales.

"La situación es grave, tiene visos de que no será sostenible políticamente hablando y, con ello, el desenlace natural es el cierre anticipado de la legislatura, como sucedió en 1996", resume un dirigente del PP.

Intervención de Rajoy

El presidente del PP, Mariano Rajoy, pidió hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que suprima "inmediatamente" la vicepresidencia tercera del Gobierno, suprimir y fusionar varios ministerios y eliminar las subvenciones "no justificadas" y recortar las demás, entre ellas las que se dan a organizaciones empresariales, sindicales y políticas.

Así, Rajoy insistió en eliminación de la vicepresidencia que dirige Manuel Chaves y de los ministerios de Igualdad y Vivienda, propuestas a las que sumó la integración de los ministerios de Educación y Cultura, y de Trabajo y Sanidad.

Además, reclamó un "plan completo" de reestructuración del gasto público que evite duplicidades entre administraciones, revisando las políticas y programas de la Administración General del Estado, que Zapatero se comprometió hacer antes del uno de mayo y "no ha hecho", así como "todas las reformas estructurales" pendientes.

En su réplica a Zapatero durante el debate monográfico en el Congreso sobre el ajuste fiscal, Rajoy acusó al jefe del Ejecutivo de de haber "improvisado en tres días" un recorte de 15.000 millones del déficit publico y aseguró que de haber aplicado dicha reducción "desde el primer días" con medidas com las que expuso, ahora no tendría que "recortar los derechos".

Pensionistas

Según Rajoy, con estas medidas se evitaría que el coste recayera sobre los pensionistas, futuras madres y empleados públicos. "También recaería sobre usted", zanjó.

El dirigente popular se mostró dispuesto a hablar con Zapatero sobre sus propuestas, pero dijo que el presidente debería tener también en cuenta las que él le ha hecho, y le aseguró que cuando el PP subió al poder en 1996 medidas similares inauguraron la "mayor época de crecimiento de la economía"

Asimismo, Rajoy advirtió a Zapatero que "no juegue a los espejismos" con los españolas con la excusa de la salida de la recesión --confirmada esta mañana por el INE-- que, si bien no es "irrelevante", tampoco es la "solución" para superar la crisis. "Los espejismos a estas alturas se vuelven contra usted", advirtió el líder 'popular', quien advirtió que el Ejecutivo "debe admitir la realidad tal y como es y no dejar para septiembre el examen de junio", incidió.

"El ajuste es bueno"

Rajoy destacó que el ajuste fiscal "es bueno" y el gobierno se ha "equivocado constantemente" negándolo, hasta hace apenas una semana con la excusa de que frenaría la recuperación, pero advirtió que unas medidas que suponen 15.000 millones exigen "mas labor y sosiego" para su diseño.

En este sentido, lamentó el "deterioro" de la imagen de España en Bruselas, que ha impuesto restricciones a España "como a un moroso" para impedir que Zapatero "exporte su incompetencia", al tiempo que crea un Fondo para evitar que grandes países miembros, como España, entren en "dificultades insuperables" "No lo he dicho yo, lo han dicho allí", dijo Rajoy, quien deslizó que también ve "pros y contras" en esta herrameinta.

Etiquetas