Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

JUSTICIA

PSOE y PP acuerdan un CGPJ con jueces muy vinculados a los dos partidos

El nuevo CGPJ no tendrá ningún juez no afiliado -en el anterior había tres-, a pesar de que casi el cincuenta por ciento de los magistrados españoles no pertenece a ninguna asociación.

El PSOE y el PP consiguieron poner fin a casi dos años de bloqueo en la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y pactaron la lista de nuevos vocales que tendrá esta institución, sin magistrados no afiliados a las asociaciones judiciales y con siete mujeres.

Entre los veinte candidatos, que serán elegidos la semana próxima por el Parlamento, figuran la magistrada del Tribunal Supremo y ex secretaria de Estado de Interior, Margarita Robles, a propuesta del PSOE, y la jueza instructora del "caso ácido bórico", Gema Gallego, por iniciativa del PP.

Los dos partidos mayoritarios han sugerido nueve nombres cada uno, en tanto que CiU ha planteado un candidato (Ramon Camp, ex vicepresidente del Parlamento de Cataluña), y otro el PNV, su ex diputada Margarita Uría.

"Equilibrio" profesional y téncnico

Como principales encargados de la negociación, el portavoz socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, y la portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, se han felicitado por el acuerdo y han destacado el "equilibrio" del nuevo CGPJ respecto al mundo judicial y el perfil "profesional" y "técnico" de los vocales. Ambos han asegurado no haber hablado del nombre del sustituto de Francisco José Hernando como presidente de la institución, quien a su vez presidirá el Tribunal Supremo, aunque han considerado muy favorable para el acuerdo el buen ambiente de las conversaciones.

Una vez elegidos por mayoría de tres quintos en los plenos del Congreso y el Senado de los próximos 16 y 17 de septiembre, los 20 nuevos miembros del CGPJ votarán a su presidente.

Alonso ha subrayado la "estabilidad" que introduce el pacto de una institución sometido a importante "desgaste" tras dos años de interinidad y ha hecho hincapié en que, de las siete mujeres, cuatro las ha propuesto el PSOE.

Junto a él ha comparecido el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, para destacar el "alto nivel técnico" de los nuevos vocales y mostrarse convencido de que el CGPJ trabajará con neutralidad.

Desde el PP, el líder del partido, Mariano Rajoy, ha considerado un "dato positivo" el pacto, pero ha insistido en que le importa más que se mejore el funcionamiento de la Justicia. En esta línea, Soraya Sáenz de Santamaría ha valorado el acuerdo como primer paso para modernizar la Administración de Justicia.

El nuevo órgano de gobierno de los jueces va a tener siete mujeres -antes había dos- y no cuenta con magistrados no afiliados, pese a representar casi la mitad de la carrera.

Lista de miembros

Además formarán parte de la institución la juez Inmaculada Montalbán y las fiscales Almudena Lastra y Gabriela Bravo (PSOE), Margarita Uría (PNV) y Concepción Espejel (PP), la presidenta de la Audiencia de Guadalajara que revocó un informe que descartaba negligencias en el incendio forestal de 2005.

Espejel y Gallego pertenecen a la conservadora y mayoritaria Asociación Profesional de la Magistratura (APM), y Robles es una "histórica" de Jueces para la Democracia (JpD).

Otra novedad es la incorporación de un secretario judicial, el presidente de su Colegio Nacional, Antonio Dorado Picón, por el PP.

La APM y JpD han vuelto a copar la mayoría de las vocalías de extracción judicial -con candidatos elegidos de entre los propuestos por los propios jueces- al lograr once de los doce puestos posibles, seis para los conservadores y cinco para los progresistas.

El otro vocal asociado es Manuel Torres Vela, de la Asociación Judicial Francisco de Vitoria, que antes no tenía representación.

Completan el CGPJ renovado Miguel Carmona Ruano, Félix Vicente Azón, Carles Cruz Moratones y José Manuel Gómez Benítez, por el PSOE; y, por el PP, Pío Aguirre Zamorano, Manuel Belenguer, Miguel Collado, Antonio Montserrat Quintana, Claro José Fernández Carnicero y el conseller valenciano de Justicia, Fernando de Rosa.

Su designación obligará al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, a introducir cambios en su ejecutivo autonómico que nombró hace quince meses. Desde fuera del acuerdo, el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Ridao, ha reprobado a PSOE y PP que hayan optado por candidatos que responden "a intereses partidistas", y hayan perdido la oportunidad de acabar con el "reparto de cuotas".

Etiquetas