Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

CASO MARI LUZ

Proponen seis meses de suspensión para la secretaria del juzgado del caso Mari Luz

Juan José Cortés e Irene Suárez, los padres de Mari Luz, entregaron a Zapatero los 2,3 millones de firmas recogidas en la campaña 'Por una Justicia Justa' y que piden que se aumenten las penas contra los pederastas.

El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, anunció que durante esta semana se conocerá la sanción definitiva que impondrá su Departamento a Juana Gálvez, la secretaria judicial del Juzgado de Instrucción número 1 de Sevilla, dirigido por el Juez Tirado -quien no ejecutó una sentencia pendiente por abusos sexuales contra el presunto asesino de la niña Mari Luz, Santiago del Valle- después de anunciar oficialmente que el expediente elaborado por la instructora del caso --designada por el Ministerio-- ha propuesto seis meses de suspensión por la comisión de una falta grave contra la secretaria por sus responsabilidades en el caso.

"El expediente de la instructora propuso suspensión de seis meses y la decisión sobre su sanción se conocerá esta semana", aseguró el ministro durante la rueda de prensa posterior al encuentro que mantuvo junto al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con la familia de la niña onubense Mari Luz, fallecida el pasado enero. Esta reunión, celebrada en el Palacio de la Moncloa, se prolongó durante aproximadamente una hora, en la que Juan José Cortés e Irene Suárez, los padres de Mari Luz, entregaron al líder del Ejecutivo los 2,3 millones de firmas recogidas en la campaña 'Por una Justicia Justa' y que piden que se aumenten las penas contra los pederastas.

La reunión comenzó una hora más tarde de lo previsto ya que los familiares de la niña perdieron el AVE que les debía trasladar desde Sevilla hasta Madrid a causa de un accidente de tráfico, según fuentes gubernamentales. Esta cita se produjo después de que el pasado 11 de septiembre Zapatero se comprometiera con Cortés a recibirle en La Moncloa, tras conocer que la Comisión Disciplinaria desestimaba apartar de la carrera judicial al juez Rafael Tirado por su tardanza a la hora de ejecutar una sentencia pendiente por abusos sexuales contra el presunto asesino de la niña.

El presidente del Gobierno llamó entonces a Cortés para confirmarle el desacuerdo del Ejecutivo con la sanción de 1.500 euros por falta grave impuesta a Tirado y para mostrarle su apoyo. En su conversación telefónica, el líder del Ejecutivo le informó que agotaría "todas las vías judiciales para que se haga justicia".

La Fiscalía presentó la pasada semana su recurso ante el Pleno del CGPJ contra la sanción y pidió al órgano de gobierno de los jueces que suspenda a Tirado durante tres años por la comisión de una falta muy grave del artículo 417.9 de la Ley Orgánica del Poder Judicial. No obstante, esta calificación de falta "muy grave" también incluía la posibilidad de apartar al juez de la carrera judicial, extremo que apoyaba la familia de la niña y que desestimó el Ministerio Público.

El recurso "se ha quedado corto"

Cortés cree que el recurso interpuesto por la Fiscalía contra la decisión del CGPJ "se ha quedado corto" pues el Ministerio Fiscal reconoce una falta "muy grave" en la actuación de Tirado pero únicamente contempla que éste sea apartado de la carrera judicial durante tres años y no de forma definitiva, como pedía la familia Cortés. "Pienso que en la sanción se ha quedado corto y que el juez debe ser retirado por el bien de todos y para que no vuelva a repetirse", planteó.

El padre de la pequeña defendió su petición argumentando que la ley "no puede interpretarse" sino que claramente recoge que si un juez incurre en desatención de funciones es una "falta muy grave". "Eso no da pie a interpretarse pero el Consejo anterior no la aplicó y nos vimos en la situación que avergonzó a toda España", lamentó Cortés, quien subrayó que su petición nunca fue "un acto de rabia o de ira" sino producto de haber estudiado el reglamento.

Por su parte, Bermejo contestó sobre este mismo asunto que "pocos pudieron entender y difícilmente se podía compartir el calificativo de 'grave' y el recurso del Fiscal pone de relieve hasta qué punto se podían interpretar cosas". No obstante, sobre las palabras de Cortés aseguró comprender "que para la familia cualquier sanción resulte poca dada el sufrimiento". "El Ministerio Fiscal ha evaluado autónomamente los hechos y califica de 'muy grave' y tres años que he de respetar comprendiendo el sentimiento de la familia", añadió.

Bermejo definió el encuentro como una "charla constructiva e intensa" en la que ambas partes "comparten las mismas preocupaciones". "Ha sido labor realmente intensa que pone de relieve la labor de la sociedad en casos como estos", aseguró el titular de Justicia en referencia a la campaña de recogida de firmas desplegada por la familia de la víctima. "Ellos han hecho una labor con un contenido a destacar puesto que han sabido encauzar la natural rabia hacia un destino constructivo, quiero resaltar y subrayar la altura de miras de quienes han sido capaces de reconducir estos sentimientos a que la Justicia tenga mejores herramientas para el futuro", añadió

En ese sentido, Bermejo se refirió al proyecto de reforma del Código Penal que presentará el Gobierno al Congreso de los Diputados el mes que viene y en el que, entre otras cosas, se incluye un endurecimiento de penas para los pederastas así como la posibilidad de imponer una libertad vigilada de hasta 20 años para aquellos casos que presenten indicios negativos de reinserción a su salida de prisión para que "la sociedad no quede indefensa y haya medidas para seguir controlando a quienes tienen que ser controlados porque no hay pronóstico favorable".

Además, según explicó, se incorporarán medidas de control como "la prohibición de asistir a determinados lugares" o incluso la "obligación a tratamientos médicos que serán precisados en su momento en ejecución de la sentencia".

"Es algo que da respuesta cumplida a la necesidad que se ha puesto de manifiesto a raíz de la actuación de la familia, capaz de reconducir un tema complicado hacia soluciones positivas", insistió Bermejo. Para Cortés, las 2.360.000 firmas entregadas hoy en Moncloa representan a otras tantas personas que tienen confianza en que, tanto el Gobierno como todos los representantes políticos, creen leyes contundentes "que les protejan".

"Yo he traído la voluntad de los ciudadanos que quieren leyes contundentes", explicó el padre de la pequeña Mari Luz, quien abogó por que "la Justicia esté por encima de las personas", independientemente del "color y de la clase que podamos ser". "Que la Justicia guarde el equilibrio perfecto entre las desigualdades", añadió.

"Adiós, necesito rehacer mi vida"

Tras la reunión, Cortés aseguró que a partir de la entrega de las firmas recogidas por la plataforma, pasará a "un segundo plano". "Hasta aquí ha llegado el padre de Mari Luz, hasta aquí ha llegado Juan José Cortés. No puedo hacer más de lo que he hecho", mantuvo visiblemente emocionado Cortés. "Adiós, necesito rehacer mi vida aunque nunca volverá a ser la misma, mi familia y mi casa no volverán a ser las mismas pero mis otros dos hijos necesitan tener a un padre fuerte y a una familia que les proteja", señaló.

En este sentido, indicó que necesita "pasar a segundo plano" por el gran esfuerzo "físico y psicológico" que ha necesitado para, tras haber perdido a su hija, "luchar por los derechos de los demás". "Traerá secuelas en el tiempo, estoy seguro", lamentó. "Espero que la vida no nos dé más daño del que nos ha hecho, que cada cual asuma su responsabilidad y que los que han cometido errores los paguen", concluyó.

El presidente del Gobierno ya recibió a los padres de la niña en el Palacio de la Moncloa a finales del pasado mes de mayo. En aquel encuentro, Zapatero le trasladó a Cortés su "compromiso serio" para buscar medidas que impidan que los casos de pederastia se repitan en España "con tanta impunidad".

Etiquetas