Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

TAMBIÉN UTILIZABA EL MÓVIL

Prisión para un 'ciberacosador' que provocó el suicidio de una de sus víctimas

El detenido presionaba a menores de edad para que le enviaran imágenes de carácter sexual.

Primero por Internet y, al ser descubierto, por el móvil. Así acosaba a sus víctimas un joven de 22 años de Puerto Real (Cádiz) que se hizo pasar por una adolescente para lograr archivos de contenido sexual. La presión a la que les sometía era tal que un menor de 13 años de origen estonio se acabó suicidando. El joven ya está en prisión.

 

Las sospechas sobre B. C. S., el 'ciberacosador', empezaron en abril de 2008, cuando las autoridades estonias reclamaron su colaboración a la Policía española tras descubrir que un usuario de una cuenta de correo electrónico había contactado con un menor de 13 años de ese país y había obtenido diversas imágenes de contenido sexual. Cuando el niño cesó sus envíos, el acosador le amenazó con difundir dichas imágenes, por lo que el chico acabó quitándose la vida al descubrir que había cumplido su amenaza.

 

Los investigadores localizaron al acosador en la provincia de Cádiz y le detuvieron en octubre de 2008. En el registro de su casa localizaron imágenes de contenido sexual de cerca de 70 jóvenes, con apariencia de menores de edad y rasgos de países del norte de Europa. Asimismo encontraron fotografías y vídeos de una chica adolescente, que era la personalidad falsa que solía adoptar el detenido para engañar a sus víctimas. Tras este arresto, los padres del joven le cortaron el acceso a Internet en su domicilio, pero el detenido comenzó sus extorsiones a través de un teléfono móvil con tarjeta prepago.

Etiquetas