Nacional
Suscríbete

INDUNDACIONES EN CACHEMIRA

Preocupación por seis españoles en la India

Las fuertes lluvias registradas en la región de Cachemira, al norte del país, han incomunicado la zona en la que se encontraban las seis personas, afectando a la red de equipos electrónicos.

La embajada española en la India desconoce la situación y paradero de seis ciudadanos españoles tras la lluvia torrencial registrada la pasada medianoche en el estado indio de Cachemira (norte), según confirmó una fuente oficial.

Un fuerte aguacero causó inundaciones y corrimientos de tierra en la zona de Leh, una ciudad de la región muy popular entre los turistas extranjeros, y ha causado las muertes de 80 personas y heridas a otras 300, según la Policía india. "La última información de la que disponemos es de 80 cadáveres, aunque la cifra es aproximada. En Leh, se estima que pueda haber casi mil víctimas entre muertos o heridos", informó el oficial del vecino distrito de Kargil, Mohammad Hussain.

Según explicó el inspector Ahmed, las autoridades han enviado ya equipos de rescate a las áreas afectadas, donde también ayudan el Ejército y miembros de la Policía. "Es posible que el número final de víctimas mortales aumente", reconoció el oficial de Policía.

Dos de los españoles estaban en la localidad de Lamayuru, a 80 kilómetros de Leh, en el momento del último contacto, aunque luego las comunicaciones con la región quedaron cortadas, de ahí que se desconozca su situación o paradero, afirmó la fuente. Aún no sabemos qué ha ocurrido con ellos", añadió.

La embajada también está intentando confirmar la situación de otros cuatro que, según las primeras informaciones, quedaron bloqueados cuando viajaban en compañía de ciudadanos de otros países entre las localidades de Leh y Manali.

Según el inspector general de Policía de Cachemira, Farooq Ahmed, las autoridades han enviado ya equipos de rescate a las áreas afectadas, donde también ayudan el Ejército y miembros de la Policía. "Es posible que el número final de víctimas mortales aumente", explicó Ahmed.

Todas las comunicaciones telefónicas con la zona están cortadas por efecto de la inundación que, según la agencia india IANS, causó daños en las oficinas de la compañía telefónica pública BSNL, un acantonamiento de la Policía fronteriza, y muchas casas y oficinas.

Además, el aeropuerto de la ciudad está inundado, lo que previsiblemente complicará las tareas de ayuda en las áreas afectadas, un terreno montañoso de difícil acceso desde el resto de la India y con conexiones viarias en estado deficiente.

El Ministro indio de Sanidad, Ghulam Nabi Azad, afirmó que la red de comunicaciones podría volver a funcionar esta tarde-noche, y que "sólo entonces podrá saberse la situación exacta", informó la agencia india IANS.

Etiquetas