Despliega el menú
Nacional

POR VIOLACIÓN Y ASESINATO

Piden 6 años para el menor del caso Marta del Castillo

El fiscal imputa a este menor un delito de asesinato, dos delitos de agresión sexual y un delito contra la integridad moral de los padres de Marta por no desvelar el paradero del cadáver.

La Fiscalía de Sevilla ha pedido una condena de seis años de internamiento en centro cerrado, seguidos de tres años de libertad vigilada para el menor acusado de la violación y asesinato de la adolescente sevillana Marta del Castillo.

La fiscalía precisa que esta pena es la de "mayor gravedad prevista en la ley" para los supuestos en los que el autor de los hechos sea menor de 16 años, como es el caso de Javier G. M., que tenía 15 años cuando murió Marta, el 24 de enero de 2009.

El fiscal imputa a este menor un delito de asesinato, dos delitos de agresión sexual -la cometida por él mismo y la perpetrada por su amigo Miguel Carcaño- y un delito contra la integridad moral de los padres de Marta por no desvelar el paradero del cadáver.

La petición del fiscal incluye, igual que respecto a los cuatro acusados que son mayores de edad, que este menor -y subsidiariamente sus tutores legales- paguen los 616.319,27 euros en que el Ministerio del Interior ha cifrado los gastos de búsqueda del cuerpo de Marta, primero en el Guadalquivir, luego en un vertedero de basuras y finalmente en una zanja de Camas (Sevilla).

La acusación precisa que la redacción de hechos que se atribuyen al menor "mantiene una absoluta correlación con la que ha sido objeto de acusación en relación a los adultos", y en la que ha pedido 52 años de cárcel para Carcaño por la doble violación y el posterior asesinato de Marta.

La Fiscalía pide 8 años de cárcel para el hermano mayor de Miguel, Francisco Javier Delgado, y cinco para su novia y para Samuel Benítez por colaborar en la ocultación del cuerpo.

La fiscal jefe, María José Segarra, detalla que atribuye al menor de edad "una directa participación en el caso de la desaparición de Marta". Javier G.M. pasó nueve meses internado en un Centro de Menores, el máximo previsto en la Ley Penal del Menor, y desde noviembre de 2009 se encuentra en un piso tutelado, donde convive con otros jóvenes y con supervisión de monitores y trabajadores sociales.

La Fiscalía ha manifestado en diversas ocasiones su deseo de que el juicio en el Juzgado de Menores y ante un jurado popular, en el caso de los adultos, se celebren con la máxima proximidad posible para evitar versiones contrapuestas y que uno empiece con la sentencia ya dictada en el otro.

No obstante, dicha posibilidad parece cada vez más difícil, dado que el juicio con jurado se encuentra paralizado a la espera de resolver si la magistrada nombrada presidenta del jurado se debe abstener, por haber resuelto recursos anteriores, y sobre quién es el tribunal competente para resolver dicha abstención.

El menor de edad, en una declaración de junio de 2009, negó su autoría, atribuyó su primera confesión sobre el crimen a las presiones de la Policía y aseguró que "se inventó los detalles concretos sobre como se deshicieron del cuerpo de Marta".

Por su parte, Miguel Carcaño compareció en septiembre de 2009 ante el juez instructor y, en su cuarta versión sobre el crimen, exculpó a este menor del asesinato y la violación, aunque reconoció que había llegado al piso de la calle León XIII después del crimen.

Etiquetas