Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

GOLPE A LA CAMORRA

Pedraz envía a prisión al presunto mafioso detenido en Gerona tras negarse a ser entregado a Italia

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 adoptó esta medida contra Patrizio Bosti, en cumplimiento de una orden de entrega europea por homicidio dictada por la Justicia italiana.

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz envió a prisión al presunto miembro de la mafia napolitana Patrizio Bosti después de que se negara a ser entregado a las autoridades italianas, que le reclaman, entre otras causas, por un homicidio cometido en 2005, informaron fuentes jurídicas.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 adoptó esta medida después de que se la solicitara el fiscal Jesús Alonso y en cumplimiento de una orden de entrega europea (OED) por homicidio dictada por la Justicia italiana.

Con la negativa de Bosti se inician los trámites de entrega a las autoridades italianas, que comenzarán con el envío a la Audiencia Nacional de la reclamación de este país y la documentación correspondiente. La Sala de lo Penal adoptará una decisión tras celebrar una vista en la que las partes defenderán sus respectivas posiciones.

El mafioso, uno de los treinta criminales más buscados de Italia, fue arrestado en la noche del pasado sábado en un restaurante de Platja d'Aro (Gerona) como resultado de una operación conjunta desarrollada por el Equipo contra el Crimen Organizado en Cataluña de la Guardia Civil y la policía italiana.

Según explicaron fuentes del instituto armado, a finales de julio se recibió una comunicación de la policía italiana que decía que este peligroso delincuente se podría desplazar a la costa gerundense acompañado de varios colaboradores en un vuelo procedente de Nápoles. La Guardia Civil lo detectó en un restaurante de Platja d'Aro y, tras confirmar su detención, lo arrestó sin que opusiera resistencia.

Exponente del clan "Contini"

Bosti, de 49 años de edad, permanecía en paradero desconocido desde 2003 y es uno de los exponentes del clan camorrístico napolitano de los 'Contini' y 'capo' de la organización criminal llamada 'Allianza di Secondigliano'.

El detenido fue durante los años ochenta y noventa uno de los personajes más destacado de la delincuencia organizada en Nápoles, en especial en los distritos orientales de Arenaccia y Poggioreale. Asimismo, Bosti está acusado de cometer diversos delitos, entre los que figura un homicidio en 2005. También pasó por prisión preventiva por el asesinato de los hermanos Giglio, ocurrido en Nápoles en 1982.

Etiquetas