Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

NO CITA NI SE DESCMARCA DE ETA

Partidos e instituciones ven insuficiente la llamada a la unidad hecha por la izquierda aberzale

La mayoría de los partidos vascos, así como los Gobiernos vasco y navarro, han considerado que el documento que recoge las conclusiones del debate interno de la izquierda aberzale es insuficiente, ya que no se desmarca expresamente de ETA, organización que ni siquiera cita en su texto.

La izquierda aberzale ha difundido a través de internet el contenido íntegro del documento 'Zutik Euskal Herria' (Euskal Herria en pie), que insiste en la apuesta por la unidad de las fuerzas independentistas y en el trabajo a través de vías exclusivamente "políticas y democráticas", pero en el que en ningún momento se refiere expresamente a ETA.

Después de que Eusko Alkartasuna saludara el texto y reclamara la derogación de la Ley de Partidos, las formaciones que se han pronunciado hoy, tras conocer el contenido íntegro de los cinco folios de conclusiones del debate, han sido más escépticas, ya que todas ellas han echado en falta una alusión directa y de rechazo explícito de ETA.

Desde el Gobierno Vasco, el consejero de Interior, Rodolfo Ares, ha opinado que se trata de un texto "claramente insuficiente" porque "no se realiza ningún emplazamiento a ETA para que cese en la actividad terrorista".

Ares ha preguntado a "los radicales aberzales" qué tienen que decir de los planes de atentar de ETA desbaratados en los últimos días por las fuerzas de seguridad, al tiempo que ha restado importancia a la defensa de las "vías políticas" porque la izquierda abertzale ya ha utilizado en el pasado términos similares "e incluso más rotundos".

Por su parte, la portavoz del ejecutivo autonómico, Idoia Mendia, ha subrayado que los datos de la lucha antiterrorista contradicen las palabras de la izquierda abertzale, ya que demuestran que ETA se está preparando para atentar.

Mendia ha pedido a este sector político que resuelva su "viejo problema" de "supeditación a ETA" y trate de convencer a la organización terrorista de que cese su actividad.

Desde Navarra, el vicepresidente del Gobierno foral, Javier Caballero, ha calificado de "palabrería y retórica habitual" el documento, en el que "falta lo que es básico: la condena expresa de ETA, a la que tan siquiera se cita".

El portavoz del PSE/EE, José Antonio Pastor, no ha observado novedades en el texto, que emplea expresiones que, "con pequeñas variaciones de ritmo y adjetivos", vienen a ser "las mismas desde hace algunos años".

El PP vasco ha rechazado con rotundidad el documento, en palabras de su presidente, Antonio Basagoiti, su secretario general, Iñaki Oyarzábal, y del líder de Guipúzcoa, Borja Sémper, quienes han empleado términos como "milonga", "engaño" o "trampa".

Basagoiti ha declarado que "lo único que se mueve en Batasuna y ETA son los explosivos, como los que se mueven en Portugal".

Por su parte, el presidente del PNV de Vizcaya, Andonio Ortuzar, cree que los planteamientos de la izquierda abertzale "van en la buena dirección", aunque ha recordado que pronunciamientos similares se han dado en el pasado y "se quedaron en nada".

Por este motivo, ha pedido a los abertzales radicales que "hablen claro" sobre cuál va a ser su postura si se produce un atentado de ETA.

También el coordinador general de EB, Mikel Arana, ha sostenido que el texto avanza por el "buen camino", aunque ha considerado que la izquierda abertzale "no puede hacer abstracción de la existencia de ETA", sino que debe exigir su disolución.

Su homólogo en Navarra, José Miguel Nuin, ha tachado de "decepcionante" la resolución del debate interno de la izquierda abertzale, que a su juicio se ha limitado a llamar a EA y a Aralar a conformar "un polo soberanista".

El parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, ha advertido a la izquierda abertzale ilegalizada de que para ejercer la acción política debe "dar un paso previo a todos sus comunicados, que es condenar la existencia de ETA y pedir su disolución incondicional".

Por último, el portavoz de Alternatiba, Oskar Matute, ha señalado que se trata de un paso "positivo y esperanzador", pero ha señalado que los documentos teóricos "deben plasmarse en acciones visibles para que las esperanzas no se vean frustradas".

En el ámbito sindical, el secretario general de ELA, Adolfo Muñoz, ha opinado que el documento es "el camino" a seguir porque, a su juicio, "aparece con claridad una apuesta por vías civiles y democráticas".

Etiquetas